Enero 25, 2010

"Futuro de Cabañas es incierto", dicen médicos

Poco después de las 7:00 horas (13:00 GMT), los doctores le abrieron el cráneo al goleador, quitaron coágulos y pedazos de hueso y cumplieron bien la primera parte del trabajo, pero según el médico, la situación es muy grave.

"Su cerebro se comportó muy bien, ahora está sedado y necesitaremos varios días para ver cómo evoluciona. No puedo asegurar que su vida esté fuera de riesgo", añadió.

Cabañas, el mejor extranjero del fútbol mexicano, estaba en un bar de la Ciudad de México en compañía de su esposa y su cuñado y en una visita a los baños recibió un disparo de bala en la cabeza, en circunstancias no aclaradas.

Este lunes le hicieron una cirugía en forma de diadema, pero le dejaron dentro el proyectil porque según el equipo de especialistas, ya la bala hizo el daño e intentar sacarla hubiera sido peor.

Díaz dijo que es muy prematuro para opinar sobre si Cabañas podrá volver a tener una vida normal porque el proceso es largo.

El doctor desmintió que el paciente haya sufrido dos paros cardíacos y dijo no tener elementos para hablar sobre el grado de intoxicación de alcohol con el que llegó al hospital porque enseguida lo sedaron.

"El reporte dice que llegó despierto y contestaba preguntas, por seguridad, lo sedamos", aseveró.

Michael Bauer, presidente de las Águilas del América, dijo que la familia del equipo está consternada y agradeció a las autoridades de México y Paraguay y los aficionados de ambos países por el apoyo mostrado a Cabañas.

"Este es un momento de reflexión, de apoyo y de tener calma, las próximas horas serán críticas y muy importantes en la vida del jugador", afirmó.

Tres personas no identificadas han sido detenidas y presentadas ante la fiscalía de la capital mexicana por el incidente.

El paraguayo, de 29 años de edad, participó el sábado con el América en el partido que perdieron ante el Morelia.

El goleador es el referente de las Águilas del América en los últimos años y uno de los tres mejores extranjero del circuito, con un par de títulos de mejor goleador de la Copa Libertadores y uno de Liga Mexicana.

Además es un referente con la selección de Paraguay, con la que convirtió seis goles en la pasada eliminatoria mundialista, lo cual lo puso en la mira de algunos equipos europeos que pujaron por contratarlo, aunque no llegaron a ningún acuerdo con el América.

Sus compatriotas, los futbolistas paraguayos Dario Verón (Pumas UNAM) y Christian Riveros (Cruz Azul), se han presentado en el hospital, así como el colombiano Aquivaldo Mosquera, su compañero en el América.

Reacciones en Paraguay

"Esperamos que se mejore. Es difícil expresarse en estos momentos. Debemos guardar la calma y rezar para que Salvador esté bien", aseguró a emisoras de radio asuncenas el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Juan Ángel Napout.

"Salvador, aparte de ser un gran futbolista es un muchacho excepcional", expresó Napout, quien mencionó que en breve partirán hacia México un representante de la APF y el representante de Cabañas, José María González, para acompañar al jugador.

Por su parte, el atacante del combinado "guaraní", Nelson Haedo (Borussia Dortmund), dijo en comunicación telefónica con la emisora asuncena Primera de Marzo que apenas recibió la "mala noticia" se puso en contacto con otros jugadores de la selección como Oscar 'Tacuara' Cardozo, del Benfica portugués, y Justo Villar, del Valladolid español.

"Salvador es un gran amigo. Tenemos informaciones que hablan de que está consciente y un tanto mejor. Vamos a esperar. Queremos que todo salga bien", señaló Haedo.

La noticia sobre el estado de gravedad de Cabañas, que en agosto próximo cumplirá 30 años, fue ampliamente difundida por los medios de prensa asuncenos, mientras que la aficionados acapararon con llamadas de preocupación y apoyo los programas de emisoras de radio.

Temas relacionados: