Mayo 13, 2011

Vélez, el que mayor ventaja sacó en los juegos de ida de la Libertadores

El Santos brasileño asaltó al Once Caldas en Colombia y el Cerro Porteño se robó un punto en los dominios de los jaguares mexicanos en la jornada de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, que solo favoreció a los locales Peñarol y Vélez Sarsfield a expensas de Universidad Católica y Libertad.

La jornada comenzó el miércoles en Montevideo con los costosos errores del guardameta Paulo Garcés, del Universidad Católica, en los dos goles del Peñarol.

Primero, al salir a cortar un centro al borde del área chica, Garcés chocó con uno de sus defensas y dejó el balón franco a su compatriota Juan Manuel Olivera, que cambió por gol el regalo.

Después, para rematar su mala suerte, en la última jugada del partido se complicó la vida con un balonazo largo de más de 60 metros, alto y cuyo destino era morir en sus manos. Lo dejó rebotar en el piso, luego en el pecho y, atónito, tuvo que ver cómo el argentino Alejandro Martinuccio sellaba el 2-0 para el Peñarol.

Ahora, Universidad Católica tendrá que remontar en Santiago un resultado abultado e inesperado por el trámite parejo del partido.

El asalto del Santos en Colombia se produjo ese mismo miércoles. Era la tercera vez en Copa Libertadores que los brasileños jugaban en Manizales, un lugar donde, a pesar de que en 1998 ganaron la definición por penaltis, siempre habían sido derrotados en los 90 minutos.

Neymar, Elano y compañía cumplieron con la misión, aunque fue Alan Patrick quien firmó el 0-1 con el que el equipo de Muricy Ramalho se montó en la serie y se perfila como uno de los semifinalistas.

El Santos, único sobreviviente del escuadrón brasileño en la Copa, anhela volver a ser campeón de la Libertadores, un logro que consiguió en las ya añejas ediciones de 1962 y 1963.

Sin embargo, el Once Caldas ya demostró en la fase de octavos que no hay que darlo por muerto, a pesar de sus oscilaciones.
El Cruzeiro, el mejor equipo de los 32 que disputaron la fase de grupos es testigo: ganó el equipo brasileño en Manizales por 1-2, se confió para el partido de vuelta en sus pagos y se quedó viendo por televisión el torneo al perder por 0-2.

El Vélez Sarsfield se colgó este jueves el rótulo de favorito al golear por 3-0 al Libertad paraguayo.

Un marcador sorpresivo porque los de Gregorio Pérez se clasificaron como el segundo mejor equipo de la fase de grupos: habían perdido un único partido, por 3-1 ante el Fluminense en octavos, y solo había encajado ocho goles en igual número de partidos.

Los dirigidos de Ricardo Gareca, en cambio, demostraron que andan de luna de miel con las redes rivales al completar veinte anotaciones en el torneo, y lo mejor, han conseguido ocho goles desde que pisaron las llaves de eliminación directa.

En esta oportunidad contaron con la complicidad del guardameta Tobías Vargas, del Libertad, que cometió un penalti para el segundo gol del Vélez y luego se ve comprometido con un remate al cuerpo que se le escapó entre las manos y sentenció la goleada.

El Cerro Porteño cerró la jornada con un empate por 1-1 con el Jaguares de Chiapas mexicano y así confirmó la tendencia que marcan los números cuando juega fuera de Asunción.

Hasta ahora el equipo del argentino Leonardo Astrada ha disputado seis partidos como visitante y no ha caído en ninguna oportunidad. Tiene un registro de cuatro empates y dos victorias desde la primera fase cuando inició su camino en la Copa contra el Deportivo Petare venezolano.

Pero, también en este encuentro las fallas de los porteros se hicieron presentes. El turno fue para Diego Barreto, del Cerro, quien al minuto 91 le hizo vista al balón y permitió el empate que mantiene con aire a los mexicanos.

Resultados de los partidos de ida de cuartos de final:

11.05.11 Peñarol (URU), 2 - Universidad Católica (CHI), 0
11.05.11 Once Caldas (COL), 0 - Santos (BRA), 1
12.05.11 Vélez (ARG), 3 - Libertad (PAR), 0
12.05.2011 Jaguares (MEX), 1 - Cerro Porteño (PAR), 1.