Febrero 6, 2009

La Copa Libertadores entregó los últimos seis boletos para la fase de grupos

Como en la transición del 11 al 12 de enero del año 49 antes de Cristo, cuando Julio César se detuvo un momento ante el río Rubicón antes de disipar sus dudas, en el ecuador de la presente semana 'la suerte quedó echada' para los equipos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Paraguay que marcaron goles y mostraron mejor disposición para pasar a la otra fase de la Libertadores.

Los seis equipos que lograron avanzar, sellaron su clasificación en una jornada de partidos de vuelta que dejó quince goles, seis menos que los anotados en la ida, una semana antes.

El Peñarol uruguayo, reverenciado en el fútbol continental por los títulos de la Libertadores conquistados en 1960, 1961, 1966, 1982 y 1987, fue apeado de la competición por un sorprendente DIM, que en casa goleó por 4-0 y en Montevideo se las arregló para sacar un empate sin goles.

Sumido en una profunda crisis, el 'rey' de copas venido a menos trata de componer sus filas en su cuartel general de Los Aromos, en la periferia de Montevideo, en tanto que el Independiente Medellín ha desempolvado su título de 'Poderoso de la Montaña', quizá para intimidar en la segunda fase a sus rivales del Grupo 4: Sao Paulo, Defensor Sporting y América, también de Colombia.

Como as en la manga, el entrenador Santiago Escobar tiene a Jackson Martínez, autor de tres dianas que en la primera semana de competición le dejaron solo al frente de la lista de goleadores.

Sorprendido también quedó en la cuneta el Pachuca, el más exitoso de los equipos mexicanos en la última década por culpa de una aplicada Universidad de Chile, que en Santiago hizo los deberes necesarios para imponerse por 1-0 y este miércoles, en la vuelta, supo hacer las cuentas para pasar con lo justo: una derrota por 1-2.

Un espectacular vuelo del guardameta Miguel Pinto para desviar en la agonía un potente remate franco dirigido hacia el fondo de su portería coronó una presentación con ribetes de hazaña de los pupilos de Sergio Markarian, quien de paso se sacudió de los malos momentos que pasó en sus días como entrenador en el fútbol mexicano.

La 'U' alista ahora sus baterías para enfrentar en el Grupo 7 al Gremio brasileño, el Aurora boliviano y el Boyacá Chicó colombiano.
En una eliminatoria en la que el Nacional paraguayo y El Nacional ecuatoriano se repartían el favoritismo, la sorpresa la deparó la forma desequilibrada como se resolvió el contencioso.

En Quito, El Nacional fue aplastado ante sus parciales por 0-5 y este jueves en Asunción la clasificación fue refrendada por el equipo paraguayo, pese a que comenzó ganando por 2-0 y permitió un empate final de los ecuatorianos a tres.

Semejante 'subienda de goles' fue aprovechada como pescador en río revuelto por el centrocampista paraguayo Jorge Núñez, que marcó dos tantos en el partido de ida y otros dos en el de este jueves.

Nacional chocará en la próxima instancia con River Plate, el Nacional uruguayo y los peruanos de la Universidad de San Martín, todos emparejados en el Grupo 3.

La tradición que reúne el Palmeiras al haber conquistado la Copa Libertadores de 1999, tener en el banco al ex seleccionador brasileño y ex entrenador del Real Madrid, Vanderlei Luxemburgo y como capitán al ex campeón mundialista Edmilson no pudo ser resquebraja por el Real Potosí boliviano ni en los 3.976 metros sobre el nivel del mar donde está situado su estadio.

El Palmeiras, que fichó como refuerzo a uno de los cañoneros de la pasada temporada brasileña, Keirrison, hoy en la Libertadores en la vanguardia con tres, vapuleó al conjunto boliviano por 5-1 en Sao Paulo y se impuso este miércoles a domicilio por 0-2.

En el Grupo 1 se las verá con el último campeón de la Libertadores, el Liga de Quito, así como el Colo Colo chileno y el también brasileño Sport.

La tradición también inclinó la balanza en el choque entre Estudiantes de La Plata y Sporting Cristal.

El equipo argentino, campeón de la Copa Libertadores en 1968, 1969 y 1970 sacó a relucir toda su casta para sobreponerse ayer en casa por 1-0 a la derrota por 2-1 que sufrió en Lima a manos de un osado conjunto cervecero que ilusionó a la hinchada peruana con el regreso de los buenos viejos tiempos de su fútbol lírico.

El 'Pincha' obtuvo plaza en el Grupo 5 donde están el Cruzeiro, los bolivianos del Universitario de Sucre y el Deportivo Quito.

Con la goleada por 3-0 que neutralizó la derrota por 0-2 sufrida hace una semana a manos del Deportivo Anzoátegui venezolano, los ecuatorianos del Deportivo Cuenca demostraron que nada está escrito hasta el pitido final.

Con esa 'fe de carbonero', que acabó con el 'sueño en los laureles' en el que parecieron caer los jugadores del equipo venezolano, el Deportivo Cuenca se alista ahora para enfrentar en el Grupo 2 al Boca Juniors, el Guaraní y el Deportivo Táchira.

Bogotá