Marzo 18, 2009

Boyacá Chicó recuperó todo el impulso en la Copa Libertadores

Los volantes Edwin Móvil, Juan Núñez y el delantero Winston Girón fueron los responsables de los tantos.

Fue en el primer tiempo que los boyacenses se mostraron superiores, manejaron los ritmos y además de convertir los dos goles, estrellaron tres balones en los travesaños.

La dulce historia se comenzó a escribir en el minuto 3, cuando el atacante Marco Pérez superó por velocidad a la defensa chilena y de remate cruzado puso la pelota en uno de los palos.

La acción continúo, Chicó recuperó el control de la esférica y Móvil, luego de girar su cuerpo para burlar a un defensa, impactó de pierna izquierda para dejar las cuentas 1-0.

Tres minutos después y aprovechando el desconcierto del rival, los hombres del técnico Alberto Gamero aceleraron aún más. Querían atropellar al contrincante e impedir que volviera a levantarse.

Móvil tenía la batuta. En esta ocasión probó de media distancia. El balón le pasó de largo al portero Miguel Pinto y fue devuelto por el larguero. El juvenil Marco Pérez lo controló e infló la red, pero el juez central anuló la acción por previa infracción contra un zaguero.

Universidad reaccionó a los 11. Emilio Hernández intentó equilibrar cargas, pero se ‘estrelló' contra los buenos reflejos del arquero Édigson ‘Prono' Velásquez.

El 2-0 llegó y seguía siendo bien temprano. En el minuto 11, Pedro Pino levantó una bola al corazón del área y Winston Girón, con perfecto salto y pocas presiones de marca, la embocó en la puerta universitaria.

La goleada hubiera podido consumarse a los 24, cuando Girón volvió a estremecer los tres palos chilenos. El rebote le quedó servido a Pino, pero el jugador no supo resolver para festejar su tanto.

En el complemento, Universidad dejó su pasividad y decidió lanzarse sobre terreno contrario. La escuadra boyacense perdió el control de las acciones y vio a su defensa batirse contra los ofensivos rivales.

‘Prono' respondió a las exigencias con todo el heroísmo del caso, la zaga controló la insurrección y sólo pasó un verdadero susto cuando Emilio Hernández celebró gol en el minuto 11. Sin embargo, la acción se produjo en evidente fuera de lugar y el árbitro Carlos Vera la anuló.

La visita atacó y atacó sin éxito. A 20 minutos del final, sufrió el tercer tanto de un local inspirado.

Cuando todo parecía decidido, el argentino Miguel Caneo ganó el costado izquierdo y levantó un centro al corazón del área. Tras intentos de cabezazo y amagos de rechazo, el volante Juan Núñez tomó el dominio y con potencia decretó el 3-0 definitivo.

Boyacá Chicó, el más modesto de los tres colombianos que hacen parte de la Copa Libertadores 2009, ya acumula triunfos sobre Aurora de Bolivia (0-3), Universidad de Chile (2-0).

Mientras América y Medellín sufren por el acoso de la eliminación en la serie 4, los ‘ajedrezados' tomaron el comando del Grupo 7 con 6 unidades, dos más que su víctima del miércoles y Gremio de Brasil, el único equipo que ha podido derrotarlo (0-1) en el certamen.

Además, tiene +5 en diferencia de goles.

Aurora cierra la tabla, aún sin poder sumar.

La escuadra del técnico Alberto Gamero reaparecerá en la escena de la Copa Libertadores el miércoles 4 de abril, cuando visite a Universidad en la ciudad de Santiago. De ganar, pondría el primer guayo en los octavos de final.