Abril 22, 2009

Nacional de Uruguay clasificó a octavos de final, Palmeiras recobró la esperanza

El partido del Grupo 3 de la Copa Libertadores jugado en el estadio 'Alejandro Villanueva', solo tuvo emociones en los últimos veinte minutos, cuando Nacional y San Martín se lanzaron por la victoria.

El poco nivel del primer tiempo y gran parte de la segunda mitad se salvó con una anotación del uruguayo Marcos Mondaini, que a los 73 minutos venció a Butrón con un remate bajo tras un serie de toques a la salida de un tiro de esquina.

San Martín despertó en ese momento de su letargo y pugnó por conseguir el empate de manera desordenada, hasta que un magistral tiro libre del argentino Gonzalo Ludueña le devolvió el alma al cuerpo a los peruanos a los 88 minutos de juego.

Antes de los goles no hubo mucho para el análisis, con un Nacional que se daba por bien servido con el empate, tras haber dominado gran parte de la primera mitad y cedido posiciones en la segunda.

Los primeros diez minutos fueron de un dominio absoluto de los uruguayos, quienes se adueñaron del balón ante un San Martín que sorprendió con la poca disposición de juego colectivo y su nula capacidad ofensiva.

Solo a los 11 un ingreso por derecha de Martín Arzuaga fue bloqueado por un defensor uruguayo, lo que llevó a los reclamos improductivos de un penalti bastante polémico.

A los 14, un remate de Nicolás Lodeiro fue bien interceptado por Butrón, en la primera llegada a fondo de los uruguayos.

Fue a partir de los veinte minutos que San Martín buscó copar el medio campo y logró acabar con el control de Nacional, al punto que a los 21 Pedro García envió un potente remate que fue bien conjurado por el portero Muñoz.

De inmediato otro balón suelto fue lanzado hacia la portería por Ludueña, pero el tiro encontró a Victorino sobre la línea para despejar con la cabeza.

El dominio 'santo' sufrió un sofocón a los 34, cuando el portero Butrón se enredó al recibir un balón de una compañero y perdió ante Santiago García, que envió un remate que fue despejado con mucho oportunismo por Ballón.

La segunda etapa no tuvo mayores cambios, salvo el retroceso de las líneas del Nacional, que no fue bien aprovechado por Del Solar e Hinostroza para habilitar a los delanteros locales.

Pero ya a los 59, Mondaini había dado la primera llamada de alerta de su peligrosidad, al obligar a Butrón a bloquear un remate suyo, y su insistencia permitió cambiar totalmente la pobre impresión que dejaba el encuentro.

El resultado le permitió al Nacional sumar once unidades y confirmar su clasificación a la siguiente ronda del torneo, con un partido aún pendiente frente al ya eliminado Nacional de Paraguay.

San Martín alcanzó ocho puntos, pero deberá esperar al resultado del partido del jueves entre River Plate, que tiene cuatro puntos, y el Nacional paraguayo.

Si el equipo 'millonario' empata u obtiene una victoria, el segundo clasificado del Grupo 3 lo definirá con San Martín en el Estadio Monumental de Buenos Aires, el próximo 30 de abril.

Palmeiras volvió a respirar

El equipo brasileño se mantuvo con vida en la Copa Libertadores después de derrotar en casa al representativo ecuatoriano Liga de Quito (LUDQ), el flamante campeón de la competición, que quedó en una incómoda posición en sus aspiraciones de avanzar a los octavos de final del torneo continental.

Con goles en el segundo tiempo del lateral Marcao y del centrocampista Diego Souza, los dirigidos por Vanderlei Luxemburgo consiguieron una importante victoria en la Copa y ahora suman siete puntos, los mismos que el chileno Colo Colo y el también brasileño Sport Recife, pero con un partido más que ellos.

Sport Recife recibe este miércoles al Colo colo, mientras que en la última fecha Palmeiras visitará al rival chileno y LDUQ, que es colista del grupo con cuatro unidades, recibirá al Sport Recife.

Desde el comienzo del partido, Palmeiras buscó abrir el marcador y a los tres minutos de juego el portero visitante José Francisco Cevallos ahogó el grito de gol del artillero Keirrison.

Lenny, Cleiton Xavier y el colombiano Pablo Armero, utilizado este martes como centrocampista, tuvieron oportunidad para ampliar el marcador antes de la primera jugada de apremio del equipo visitante, a los 25 minutos, con una llegada de Miller Bolaños.

A los treinta minutos, un remate de William Araujo se estrelló en uno de los postes de la portería defendida por el mundialista Marcos y enmudeció a los seguidores del Palmeiras, que sufrieron con el remate posterior que Bolaños no pudo capitalizar.

Antes de finalizar el primer tiempo, Palmeiras arremetió con remates de Fabinho Capixaba y Diego Souza, controlados sin problema por Cevallos.

El ex entrenador del Real Madrid y de la selección brasileña apostó en el complemento por la ofensiva total, con la entrada de Marquinhos en lugar del lateral Fabinho Capixaba y la variante resultó cuando a los tres minutos en un tiro de esquina el arquero Cevallos y la zaga se confundieron para permitir a Marcao anotar.

Tres minutos después se lesionó Cevallos y le dio paso al emergente Alexánder Domínguez.

Una riña a los 70 minutos entre Marquinhos y Bolaños derivó en la tarjeta roja para ambos jugadores, mostradas por el árbitro uruguayo Jorge Larrionda.

La tranquilidad para el Palmeiras, a pesar de dominar el juego, llegó a los 82 minutos con un gol de media distancia de Diego Souza y en tiempo de reposición Keirrison estrelló un remate en la portería que pudo ser el 3-0.