Abril 29, 2009

México ofrece garantías para que la fiebre porcina no ‘tumbe’ a la Libertadores

El primer escenario es jugar, normal, en México. El segundo a puerta cerrada y el tercero, buscar una cancha alternativa", anunció el secretario general de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María, al comentar las ofertas de la entidad para los partidos que deberán jugarse en territorio mexicano.

De María resumió así la respuesta que la entidad la dio a un pedido de la Conmebol, que preside el paraguayo Nicolás Leoz.

La Conmebol, que agrupa a las federaciones de diez países, pidió el martes a la federación mexicana garantías para los equipos que deben viajar a ese país para disputar partidos de la Copa Libertadores, cuya fase de octavos de final termina de definirse este jueves.

En una carta dirigida al presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Justino Compean, Leoz pidió detalles de las medidas que serían adoptadas "a fin de salvaguardar la salud de los atletas y miembros de las delegaciones" de los equipos visitantes.

El presidente de la Conmebol también dirigió este miércoles una carta a las diez federaciones afiliadas en la que pidió opinión urgente sobre el brote de gripe porcina.

México tiene alternativas para asumir sus compromisos de local en los octavos de final de la Copa Libertadores sin riesgo de contagio del virus de la gripe porcina, respondió este miércoles De María.

El San Luis mexicano derrotó ayer, amartes, a domicilio por 0-2 al Libertad paraguayo y se clasificó a la tercera fase de la Libertadores, donde se insinúa como rival el Boca Juniors argentino.

Las Chivas de Guadalajara firmarán este miércoles su clasificación a expensas del Everton chileno si ganan o empatan.

De María afirmó que la situación derivada de la expansión de la epidemia es difícil. Agregó que habrá dificultades por la suspensión de vuelos de México a Argentina, pero dijo mantener comunicación constante con la Conmebol.

El directivo mexicano consideró normales las medidas rigurosas de inspección a las que fueron sometidas las delegaciones del San Luis y las Chivas al llegar a Asunción y Santiago, respectivamente.

México participa en la Copa Libertadores desde 1998 y desde entonces su mejor actuación fue la final que el Cruz Azul perdió en una tanda de penaltis en 2001 con el Boca Juniors.