Enero 28, 2010

La Libertadores cerró su primera semana con ventaja para equipos de Argentina, Perú y Venezuela

Aunque no exactamente el que da primero da dos veces, como en el boxeo, ganar en casa significa que estos equipos gozan de mayor tranquilidad que sus victimarios y que los conjuntos Real Potosí boliviano, el Newell's Old Boys argentino y el Atlético Júnior colombiano, que cedieron empates en su propia casa.

El Colón y el chileno Universidad Católica (3-2), protagonista del partido de más anotaciones de esta etapa, disputaron un encuentro entretenido en el que los de Santiago dejaron una buena impresión por su fútbol asociado y la efectividad de su artillero en el choque, el argentino Juan José Morales (2).

Por el valor que tienen los goles en cancha rival, el partido de vuelta el próximo 9 de febrero se anuncia como un trámite interesante, en el que los de Santa Fe intentarán corregir las distracciones defensivas del arranque para evitar que Universidad Católica saque réditos de las anotaciones del primer partido.

En el encuentro que marcó el regreso de los mexicanos a la Copa, el Juan Aurich venció por 2-0 al Estudiantes Tecos, un debutante en esta competición iniciada en 1960 y que el pasado año cumplió su cincuenta aniversario con la victoria de Estudiantes de la Plata.

Ambos conjuntos se volverán a ver las caras la próxima semana en México, donde mucho tendrán que jugar los locales para borrar la mala impresión de su estreno ante un inspirado Aurich, que prácticamente tiene un pie en el Grupo 3 junto al boliviano Bolívar, el peruano Alianza Lima y el campeón Estudiante.

También salió con el pie derecho, de momento, el Deportivo Táchira en su victoria por 1-0 sobre el Libertad paraguayo, que regaló la iniciativa al local y dio la impresión de que, luego del tanto de Armando Maita en el minuto 30, jugó a evitar un marcador más abultado.

Los paraguayos, que en 2009 fueron líderes en su grupo y llegaron a cuartos de final, intentarán bajar en casa los humos a los del Táchira que, por lo visto, regresan al torneo con ganas de montarse en el tren de la fase de grupo junto al Blooming boliviano, el Lanús argentino y Universitario peruano.

Mayor hambre de victorias necesitan en lo adelante el Real Potosí, el Newell's Old Boys y el Júnior luego de ceder sendos empates en sus respectivas canchas, aunque el equipo boliviano logró emparejar, tras el 1-1, el encuentro que perdía hasta el minuto 87 con un hombre de más ante el Cruzeiro brasileño, dos veces campeón del más importante torneo de clubes de Sudamérica.

Cruzeiro fue mejor sobre la cancha, donde se adelantó con un temprano gol en el minuto 7, pero debido a que jugó a casi todo el partido con un hombre de menos, el esfuerzo extra a 4.000 metros de altitud conspiró contra la ventaja, por lo que tratará de dejar las cosas en su lugar en Belo Horizonte.

Emelec, semifinalista de 1995, apostó todo al resultado final 0-0 ante el Newell's, a partir de concentración y orden táctico, dos bazas muy efectivas del equipo eléctrico ante la escasa claridad de los locales, a los que intentarán dejar fuera de combate en su bastión de Guayaquil.

El equipo barranquillero hizo carnaza en el minuto 12, pero luego perdió la concentración, se desorganizó y abrió espacios, todo un regalo para un Racing primerizo, aunque incisivo, que emparejó a los 28 a través de Matías Mirabaje y se puso en ventaja 40 minutos después con un cabezazo de Ignacio Pallas.

El equipo 'tiburón', como se le conoce a Júnior, se salvó del naufragio a los 90 minutos en una acción individual de Martín 'el Toro' Arzuaga.

Colombianos y uruguayos definirán en Montevideo su pase al grupo en que ya están Cerro Porteño paraguayo, Independiente Medellín colombiano y Corinthians brasileño.

El ganador entre el Cruzeiro y el Real Potosí será rival del chileno Colo Colo, el Deportivo Italia venezolano y el argentino Vélez Sarsfield, mientras que el vencedor entre el Emelec y Newell's compartirá grupo con el Cerro uruguayo, el Internacional brasileño y el Deportivo Quito ecuatoriano.

Hasta el momento, 26 equipos tienen seguro su cupo en la fase de grupos de esta edición 51, ganados en sus respectivos torneos nacionales: 4 son argentinos, otro tanto brasileños e igual número para México, que regresa al certamen de clubes más relevante de este lado del mundo una vez superado el susto de la Gripe A.

Por su parte, dos representantes tienen Bolivia, Ecuador, Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque todos se juegan las posibilidades de agregar un participante más si sus conjuntos involucrados en esta primera fase hacen el grado para la segunda, que se inicia el 9 de febrero.