Septiembre 3, 2010

Defensor Sporting, con paso firme en la Copa Sudamérica

El equipo uruguayo, que había ganado el choque de ida por 2-0, abrió el marcador a los 50 minutos por medio de su goleador, Rodrigo Mora, mientras que el argentino Juan Carlos Ferreyra, a los 86, logró el empate local.

El equipo violeta bajó al campo de juego sin tener en cuenta la apreciable ventaja del pasado 3 de agosto en Montevideo a tal punto que hasta el primer cuarto de hora fue el guardameta chileno del Olimpia, Nicolás Peric, el que tuvo más trabajo.

Dos sucesivas llegadas del goleador 'olimpista', el argentino Juan Carlos Ferreyra, que en la primera jugada no se pudo acomodar en el área, mientras que en la segunda sacó un disparo defectuoso, marcaron los primeros avisos de los locales.

El 'Decano' del fútbol paraguayo ejerció un dominio territorial, pero al no encontrar el pasillo para inquietar la portería rival a través de los pases al ras del piso trató de vulnerar la defensa charrúa por medio del juego aéreo.

El cambio de estrategia tampoco le dio resultados. Los centrales uruguayos se relevaban para dejar sin aire a Ferreyra o a Luis Caballero, mientras Amado y Rodríguez hacían su parte para el desdoble en ataque.

Con ese trámite, era el conjunto visitante el que parecía más cerca de la apertura, que se produjo en el minuto 50 con un golazo traído del descanso por el goleador del Defensor en este torneo, Rodrigo Mora.

El autor de los dos goles en Montevideo recibió un pase en el vértice del área, se tejió sobre la línea hacia el centro dejando atrás a dos marcadores y sacó un remate colocado que dejó sin opciones a Peric.

El tanto cayó como un balde de agua fría en el Olimpia, que a esas alturas ya debía remontar una desventaja de cuatro goles por el valor agregado de los tantos anotados fuera de casa.

Desmoralizado y sumido en su impotencia, el equipo local trató de de acortar distancia a través de algunos disparos de media distancia o la inspiración personal de los que sumaron en ataque, en medio del descontento de su público.

En el minuto 86, un remate de Blas Cáceres se estrelló en la base del poste derecho de Silva y el rebote fue colocado de cabeza por el argentino Ferreyra.

La reacción de la afición, arrojando objetos al campo de juego, obligó a la interrupción momentánea del encuentro.

Antes del inicio, el Defensor homenajeó con una plaqueta a su ex jugador y actual entrenador del Olimpia, Luis Cubilla, quien en 1976 ganó el título de liga con el equipo violeta.