Octubre 22, 2009

San Lorenzo y Cerro Porteño ven más de cerca las semifinales de la Suramericana

Un gol de cabeza del defensor Pablo Pintos a los 70 minutos le dio la victoria al San Lorenzo, que jugó con diez hombres desde los 54 minutos por la expulsión de Aureliano 'Chaco' Torres, la decimoquinta en su carrera.

El tanto del uruguayo Pintos destrabó un partido en el que el conjunto de visitante lució mejor línea por línea y el guardameta del River Plate, Luciano Dos Santos, terminó como figura al evitar con sus intervenciones lo que pudo haber sido una goleada.

Con la victoria en el partido de ida de los cuartos de final, el San Lorenzo extendió su invicto a ocho partidos y reforzó sus expectativas de llegar a las semifinales de la Copa Suramericana, que conquistó en 2002, cuando se disputó la primera edición.

El decisivo partido de vuelta se jugará en Buenos Aires el 3 de noviembre.

El espíritu ofensivo y despreocupado de ambos entrenadores y su esquema táctico abierto, con casi más delanteros que defensas, prometía un partido más intenso y emocionante que el que se vio sobre el césped del Centenario.

Al final, resultó trabado y se solucionó con una jugada de balón parado.

La mayor experiencia y calidad de los jugadores 'santos' se hicieron notar en los primeros compases del juego, con su mayor dominio territorial y más control de la pelota.

Aún así, salvo algún destello de habilidad por parte de argentino Alejandro Gómez, pocas fueron las ocasiones de auténtico peligro hasta el primer cuarto de hora de juego.

La primera gran ocasión llegó para San Lorenzo después de una buena jugada de su capitán, Diego Rivero, que tras una serie de recortes habilitó a Juan Carlos Menseguez para que este rematara a bocajarro sobre el arco defendido por Dos Santos, que se lució desviando la pelota a córner.

Poco después el local Jorge Zambrana habilitó con gran clase una pelota por encima de la defensa visitante que fue mal aprovechada por sus compañeros.

De ahí al final de la primera mitad, solo una gran carrera y un mejor disparo de Menseguez, muy bien atajado por Dos Santos, el mejor de su equipo, le puso algo de riesgo a un partido carente de emociones.

Ya en el complemento, cuando más se acercaba el cuadro visitante al gol, una patada del centrocampista 'Chaco' Torres para cortar un contraataque de River fue sancionada con roja directa por el colegiado colombiano en el minuto 54.

Así, River recuperó la pelota y pudo adelantarse con una bonita jugada de Zambrana, con taconazo incluido, que no encontró rematador.

Con todo, fueron los del 'ciclón' los que atacaron con mejor fortuna y pese su gran actuación durante toda la noche, Dos Santos no pudo evitar que Pintos inaugurara el marcador con un remate de cabeza a la salida de un balón parado.

Pese al golpe, River dispuso de sus mejores ocasiones en los minutos finales del encuentro, que no se pudieron concretar gracias a la heroica defensa de San Lorenzo.

Cerro Porteño sacó apretada ventaja

Los goles del conjunto paraguayo fueron de los argentinos Carlos Recalde (m.33) y Roberto Nanni (m.80), de penalti, mientras que Reinaldo (m.58) descontó para el Botafogo.

Si bien el Cerro manejó las acciones la mayor parte del partido, careció de determinación para imponer el esquema de su estratega, el argentino Pedro Troglio, y pasó momentos de apuro cuando el Botafogo se dispuso a renunciar a su papel de visitante.

Nanni, el goleador azulgrana, estuvo muy distanciado de sus compañeros de la zona media, donde Brítez y el también argentino Villarreal no encontraron la forma de rebasar el marcaje carioca, algunas veces por errores propios.

El Botafogo, que este miércoles empleó una formación con varios suplentes al anteponer el Campeonato Brasileño, en el que trata de zafarse del descenso, se acomodó con el transcurrir de los minutos y comenzó a merodear la portería 'cerrista'.

En el minuto 20, el árbitro argentino Sergio Pezzota anuló un gol de cabeza de Renato a la salida de un tiro de esquina porque entendió que éste se apoyó en el portero Barreto.

Tras unos enredos y rebotes en el área del Botafogo, Carlos Recalde bajó el balón con el pecho tras centro por alto de cabeza de Villarreal y venció a Jefferson con un remate cruzado.

El conjunto 'albinegro' aprovechó algunos desaciertos de los locales para acercarse a Barreto, la mayoría de las veces bajo la batuta de Reinaldo, el todoterreno carioca que además de buscar al compañero mejor perfilado vadeó todo el área azulgrana.

Reinaldo estaba en todas las cargas ofensivas y su empeño tuvo frutos a los 58 minutos, cuando aprovechó un fallo de Villarreal, quien remató el remató el balón a su cuerpo en la puerta del área, para igualar el marcador.

La expulsión de Leo Silva, en el minuto siguiente, complicó al Botafogo, que en esos momentos parecía entonado, ya que fue clave para el aluvión ofensivo emprendido por los locales para tratar de sobreponerse.

sí, con más fuerza que orden en un partido friccionado, el Cerro volvió a ponerse en ventaja a los 80 en un penalti marcado por Nanni tras una carga de Emerson, quien se convirtió en el segundo carioca expulsado por esa falta.

En la recta final, el Botafogo se defendió como pudo y se libró de otro gol después de que un cabezazo de Nanni se estrellara en el poste izquierdo de Jefferson, así como de Recalde para el encuentro de vuelta dentro de dos semanas por la expulsión de éste en el minuto 92.