Noviembre 19, 2009

Liga de Quito y Fluminense, finalistas de la Copa Sudamericana 2009

El 2 de julio del año pasado la Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDUQ), en ese entonces dirigida por el argentino Edgardo 'Patón' Bauza, se alzó con el título de la Libertadores al doblegar al Fluminense en una tanda de penaltis (3-1). Fue el primer título internacional para un equipo ecuatoriano.

Más adelante, el 9 de julio del 2009 y ya con el uruguayo Jorge Fosatti en el banco, Liga conquistó su segundo título continental al convertirse verdugo de otro conjunto brasileño, el Internacional, que cayó en los dos partidos de la final 0-1 y 3-0.

Y luego de eliminar este jueves al River Plate uruguayo, la Liga buscará el 'trébol' de títulos de la región y para ello tendrá que superar al mismo rival que hace dos años fue su víctima en la Libertadores.

En el choque de vuelta de las semifinales, los ecuatorianos mostraron como gran virtud su efectividad y nadie conoce mejor el significado de esa palabra que el argentino Claudio Bieler, autor de tres goles en el partido (ms.17 de penalti, 82 y 89).

Tal desempeño encumbra a Bieler como máximo artillero del torneo con ocho anotaciones, un registro que difícilmente podrán igualar los goleadores que quedan activos.

Los uruguayos, al mando de Juan Ramón Carrasco, pasaron este jueves en Quito de ser el equipo revelación y el más ofensivo para derivar en un amontonado de jugadores lleno de impresiones y nervios, permeable por todos lados y al que la Liga aplastó sin piedad con un 7-0, la mayor goleada en la octava edición.

Después de encajar tres goles en el primer tiempo, el segundo resulto de mero trámite, aunque sirvió para que Liga, gracias a Bieler, Edison Méndez y Ulises De La Cruz, pusiera cifras concretas al marcador (7-0) y se convirtiera en el primer equipo de su país en clasificarse para la final del torneo en el que han ganado los cuatro partidos disputados en sus pagos.

El partido de ida, jugado en Montevideo, terminó 2-1 a favor de los riverplatenses.

El Fluminense sufrió el miércoles más de los esperado para conseguir su clasificación a la final ante un Cerro Porteño que estuvo a escasos segundos de ganar fuera de sus pagos y de prolongar el encuentro a la siempre emocionante tanda de penaltis.

Los pupilos de Cuca, que habían ganado por 0-1 el partido de ida disputado en Asunción, perdían desde los seis minutos con un gol de Luis Cáceres y chocaron en infinidad de ocasiones con la férrea defensa paraguaya y con el portero Diego Barreto, una de las grandes figuras del choque.

Sin embargo, en el epílogo del partido, con los tantos de Gum y Alan los cariocas salvaron los muebles del naufragio y se clasificaron a su segunda final continental en la que esperan conseguir el esquivo triunfo allende sus fronteras.

Esto porque el único logro internacional del 'Flu' se remonta a la Copa Río Internacional de 1952, precursora del actual Campeonato Mundial de Clubes.

El partido resultó vibrante y los dirigidos por el argentino Pedro Troglio vendieron cara su ‘piel' frente a los casi 30.000 espectadores que asistieron al mítico estadio Maracaná, mostrando solidez en defensa y contraatacando con velocidad cada vez que su rival se lo permitía.

El planteo de Troglio resultó a la perfección durante los 90 minutos reglamentarios, pero en el tiempo de reposición la estantería se vino al piso y el encuentro terminó con una verdadera batalla campal.

Cuando el árbitro chileno Carlos Chandía se alistaba para dar el pitido final vino una jugada de contragolpe del 'Flu' con Alan, quien eludió casi en la mitad de campo al portero Barreto y puso el 2-1 lapidario para los paraguayos.

El gol del Fluminense provocó la ira entre los jugadores del Cerro Porteño, quienes terminaron protagonizando una gresca en la que estuvieron involucrados algunos futbolistas del Fluminense.

Así las cosas, el deseo de los aficionados cariocas, que buscan revancha de la derrota en la final de la Libertadores, se vio cumplido, pues minutos después de terminado el compromiso los aficionados del 'Flu' cantaron: "LDU, prepárate. Tu hora se acerca".

El partido de ida de la final se jugará el 25 de noviembre Quito y el de vuelta el 2 de diciembre en Río de Janeiro.

Temas relacionados: