Noviembre 19, 2008

Internacional aplastó a Chivas y es finalista de la Copa Suramericana

El conjunto de Porto Alegre había ganado por 0-2 en el compromiso de ida de las semifinales, disputado hace una semana en Guadalajara.

El argentino D'Alessandro encaminó el triunfo de los brasileños, al protagonizar la jugada y después transformar un penalti, a los 19 minutos, y ejecutar a la perfección un tiro libre, a los 36.

Los dos últimos goles del Internacional los firmó Nilmar, que remató un tiro de esquina (m.45) y después superó por alto al guardameta de Chivas, Hugo Hernández, a los 70 minutos.

El Internacional, dirigido por Adenor Leonardo Bacchi 'Tite' y que el miércoles no contó con el cañonero Alex, convocado a la selección brasileña, salió a la cancha con arrojo, hambre de gol, ganas de resolver el partido desde el comienzo y liquidar las semifinales lo más rápido posible.

Los hombres de Tite tomaron el balón en posesión y avasallaron al adversario, demostrando que no iban a dejar un resquicio a la remontada.

En medio del acoso 'colorado' de los primeros minutos, D'Alessandro se coló hasta el área grande, caracoleó en búsqueda de un ángulo para disparar, pero fue derribado por el defensa Juan Ocampo, lo que propició el penalti.

El mismo D'Alessandro ejecutó la pena máxima con un tiro colocado, a la base del poste derecho de la meta de Hernández, que adivinó la trayectoria, pero no logró estirarse lo suficiente.

Tras el gol, el Inter intensificó su acoso al marco rival y logró que el árbitro, el colombiano Óscar Julián Ruiz, decretara una falta cerca de la pintura del área.

Otra vez a balón parado, D'Alessandro mostró gran puntería y volvió a enviar el balón a las redes, al ángulo defendido por el arquero, lento de reflejos en esta ocasión.

Con este resultado, que obligaba al Chivas a marcar cinco goles, los dirigidos por el entrenador Efraín Flores perdieron la concentración y el mexicano Alberto Medina fue expulsado tras una falta sobre el brasileño Marcao.

En la última jugada de la primera mitad, el Inter volvió a golpear, de nuevo en un balón parado. Taison sacó un tiro de esquina, que se le escapó entre los dedos al portero, para dejársela en bandeja al remate de cabeza de Nilmar, que esperaba en el segundo palo.

El mismo delantero remataría la tarea en la segunda mitad, al escaparse en velocidad de la defensa y superar por alto al cancerbero mexicano con un toque sutil.

Los 'gaúchos' ya sólo necesitaron mantener el balón y dejar pasar el tiempo para certificar su pase a la primera final de una Copa Suramericana para el Internacional.

Chivas, por su parte, cerró un semestre para el olvido, tras su reciente eliminación en la Liga mexicana.

Río de Janeiro (Brasil)