Diciembre 1, 2008

Copa Suramericana, una final entre la historia y el milagro

Con un penalti cobrado por el goleador solitario del torneo, el mediocampista Alex, el equipo 'colorado' se impuso en su vista a La Plata y se llevó un preciado botín que lo tiene al borde de un nuevo título internacional, luego de ganar la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes en 2006, así como la Recopa Suramericana en 2007.

Esto dejaría al conjunto de Porto Alegre como el campeón más 'internacional' de Brasil, pues sólo el Boca Juniors argentino tiene en su historial el título de la Libertadores, del Mundial de Clubes y Copa la Suramericana, que ganó en 2004 y 2005 tras vencer al boliviano Bolívar y al mexicano Pumas de la UNAM, respectivamente.

Precisamente los argentinos han sido los que han dominado la Copa Suramericana, tras obtener cuatro de los seis títulos que se han disputados hasta ahora y tener, al menos, un representante en cinco de las seis finales jugadas.

El primer campeón del torneo fue el argentino San Lorenzo de Almagro, que venció cómodamente en la final de la edición 2002 al Atlético Nacional colombiano. Los 'cuervos' ganaron el partido de ida en Medellín por 0-4 y con la serie prácticamente definida igualaron sin goles en casa para quedarse con el trofeo.

Al año siguiente llegó el turno del sorprendente Cienciano peruano, que dio la que ha sido hasta ahora la sorpresa más grande de las finales de la Suramericana luego de vencer al River Plate argentino y conseguir así el que es el triunfo más relevante en la historia de un club de ese país.

Tras un vibrante 3-3 en el choque de ida, en Buenos Aires, los dirigidos por Freddy Ternero vencieron por 1-0 en Arequipa a los riverplatenses en el estadio de la Universidad de San Martín, al cual asistieron unos 40.000 aficionados que vibraron con el gol del paraguayo Carlos Lugo y el primer campeonato internacional para un equipo peruano.

En 2004 le llegó el turno a Boca Juniors, que llevado de las botas de Carlos Tévez y Martín Palermo logró vencer a los bolivianos del Bolívar por 2-0 en el partido de vuelta, en 'La Bombonera'.

En el primer choque fueron sorprendidos al caer por 1-0.

Un año después el Boca, como los caballeros, repitió.

Se trata, entonces, del único equipo hasta el momento que se ha alzado dos veces con el título de la Copa Suramericana.

Sin embargo, no fue fácil, pues en los dos partidos con los Pumas de la Unam, de México, empataron con un idéntico 1-1. En la tanda de penaltis el conjunto 'xeneize' se impuso por 4-3.

En aquella ocasión el héroe fue el arquero Roberto Abbondanzieri, que ahora milita en el Getafe español, y los puntas Martín Palermo y Roberto Palacios, anotadores de los tantos boquenses en la final.

Otro hecho histórico se vivió en la final del 2006, cuando el Pachuca mexicano se convirtió en el primer equipo de ese país y de Centroamérica en ganar un trofeo en tierras suramericanas tras vencer por 1-2 fuera de sus pagos al Colo Colo chileno, que había logrando un empate (1-1) en la ida.

Con figuras como los colombianos Miguel Calero, Aquivaldo Mosquera y Andrés Chitiva, así como los argentinos Christian Giménez y Damián Álvarez, los dirigidos por Enrique Meza sorprendieron a un equipo chileno que encabezaban Alexis Sánchez, Matías Fernández y Humberto Suazo para quedarse con el campeonato.

Tan sorpresivo como las victorias de Cienciano y Pachuca en ediciones anteriores, en 2007 el encargado de dar el batacazo fue el Arsenal de Sarandí argentino, un denominado equipo 'chico' de su país que llegó a lo más alto luego de vencer en la final al América mexicano.

Los argentinos le cortaron las alas a las 'Águilas' del América y, a pesar de caer por 1-2 en casa, la victoria de los de Sarandí por 2-3 en el estadio Azteca le sirvió a los pupilos de Gustavo Alfaro para ganar su primer trofeo internacional.

El campeón del 2008, que se definirá el miércoles en Porto Alegre, también pasará a la historia. De ganar el Internacional, el conjunto 'colorado' se convertirá en el primer brasileño en alzarse con la Copa, mientras que Estudiantes rompería una sequía de títulos internacionales de 38 años.

La última copa internacional que levantó el cuadro 'pincha' fue en 1970, cuando ganó la Copa Libertadores.

Bogotá