Julio 8, 2010

La Copa del Mundo de Brasil ya tiene emblema oficial

Una Copa del Mundo formada por tres manos hermanadas, verdes y amarillas, como los colores de la bandera de Brasil, junto con los números 2014 en rojo, será el logo que a partir de ahora identificará al próximo Mundial pese a que todavía no ha terminado el de Sudáfrica, que está sirviendo de guía a Brasil.

"Vamos aprender con ellos, estamos aprendiendo con ellos para que el Mundial de Brasil sea un éxito aún mayor", dijo Lula sobre el estrado. "Esto conlleva una gran responsabilidad pero estamos seguros que podremos", añadió.

Lula tuvo palabras de elogio para todas los grandes nombres del mundo del fútbol que se reunieron en la gala, como Havelange, Cafú, Parreira, Bebeto, Romario, Platini o Beckenbauer.

"A los brasileños nos gustan los desafíos y pueden estar seguros de que estamos preparados para que el Mundial de 2014 sea tan espectacular como lo ha sido el de Sudáfrica", dijo Lula, quien prometió "transparencia total" en los gastos, los cuales se podrán seguir a tiempo real en todo el mundo por Internet.

La gala discurrió entre acrobacias balompédicas, vídeos sobre los encantos de la octava economías del mundo, y sobre todo mucha música y también fútbol.

"Brasil es el país del fútbol. No existe otro que se pueda identificar tanto con el fútbol como Brasil", dijo el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, después de que la Bossa Nova brasileña inundase el recinto.

Lula, que se permitió el lujo de tomarse más tiempo del que le habían concedido porque para algo es presidente, recordó que cuando el Mundial llegue a Brasil él ya no estará al frente del país, pero se ofreció a ayudar en lo que le pidan para que el campeonato sea un éxito.

También advirtió que el Mundial brasileño será verde y una "oportunidad para invertir y mejorar la infraestructura", un asunto crucial, según el presidente, para el país americano.

"Queremos dejar un legado que se refleje en la mejora de las condiciones de vida de nuestros ciudadanos", afirmó Lula, quien dijo creer en "el poder del deporte para unir a hombres y mujeres y para eliminar prejuicios".

La popular artista brasileña Vanessa Da Mata cerró cantando una gala que, tras la caída del telón, permitió una foto oficial plagada de leyendas del fútbol brasileño.