Julio 14, 2010

Henry anunció su retiro de la selección francesa

Henry, que ha firmado un contrato por cuatro temporadas, también dijo en su primera rueda de prensa con los medios neoyorquinos que llegaba a los Red Bulls con el objetivo de "conseguir más títulos" y además ayudar en todo al desarrollo de la organización.

El jugador francés estuvo acompañado en el momento de la presentación oficial por el gerente general de los Red Bulls, Erik Soler, el entrenador del equipo, el sueco Hans Backe, y el comisionado de la MLS, Don Garber.

Henry, que jugó la pasada temporada con el FC Barcelona, declaró que no llega a la MLS para imitar al inglés David Beckham, la primera gran figura extranjera que llegó a la liga estadounidense como Jugador Franquicia.

"No llego aquí para tener un pie en Estados Unidos y otro en Europa, llego para iniciar una nueva etapa profesional en la que la selección de mi país ya no forma parte", destacó Henry. "He cumplido mi ciclo en la selección".

Henry, de 32 años y máximo anotador en la historia de la selección de su país con 51 goles en 123 partidos, dijo que había que dar paso a los jóvenes valores que hay en Francia para que lleguen a la selección.

"Jugué mi último partido en Sudáfrica", señaló Henry. "También fue la primera vez que me enfrenté a Sudáfrica".

Aunque había jugado cuatro Copas Mundiales, en la última desempeñó un papel secundario y no está claro si Laurent Blanc, quien sucedió al técnico Raymond Domenech tras Sudáfrica 2010, lo hubiese tenido en cuenta en el futuro.

Antes que eso sucediese, Henry tomó la decisión dejar por completo el fútbol en Europa y llegar a Estados Unidos para "comprometer al ciento por ciento".

El ex jugador del FC Barcelona reconoció que antes de viajar al Mundial ya tenía decidido el no seguir en la selección, pero no era el momento adecuado para hacer el anuncio públicamente.

Al margen de la eliminación en la primera ronda y los problemas internos que se dieron dentro de la selección de Francia, Henry destacó que hay muy buenos jugadores individuales, pero esta vez no hicieron bien las cosas como equipo.

Henry recordó también su acción de marcar el gol con la mano contra Irlanda que permitió la clasificación a su país y dijo que había pedido disculpas por lo sucedido, pero que el árbitro es el que tenía que haber decidido y establece las reglas dentro del campo.

El jugador francés recordó que durante el Mundial el brasileño Luis Fabiano también marcó un gol con la mano contra Costa de Marfil y no tuvo la misma repercusión.

Henry dijo que había llegado a los Red Bulls para ayudar al equipo a conseguir títulos y que no tenía problemas en jugar en el centro del campo en vez que en el ataque, como hizo con el FC Barcelona.

El jugador francés dijo sentirse completamente recuperado de los problemas físicos que sufrió la pasada temporada y está listo para hacer el debut con los Red Bulls cuando se enfrenten el próximo 22 de julio, en un amistoso, al equipo Tottenham inglés.

Henry admitió no tiene 20 años para correr todo el tiempo por el campo, pero que la experiencia era un factor importante en la competición.

"Pienso que puedo hacer una importante contribución al equipo y con 37 años será el momento de decir adiós, luego ya veremos a ver que es lo que sucede", agregó Henry.