Julio 23, 2010

Los mundialistas franceses, borrados para amistoso con Noruega

Según anunció la Federación Francesa de Fútbol en un comunicado, Blanc -que sustituye a Raymond Domenech- comunicará el próximo día 5 cuáles son los jugadores con los que cuenta para encarar el que será su primer partido al frente del combinado nacional.

Se trata de un castigo colectivo para los ‘Bleus' tras el fracaso mundialista de Sudáfrica, donde al pésimo resultado deportivo se sumó un motín de los jugadores, que se negaron a entrenarse como protesta por la exclusión de su compañero Nicolas Anelka, apartado del equipo por insultar al técnico.

La crisis de la selección francesa, que propició que el propio jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, tomara cartas en el asunto, provocó la dimisión del entonces presidente de la FFF, Jean-Pierre Escalettes, que será sustituido por Fernand Duchaussoy como presidente interino hasta las elecciones del próximo diciembre.

 

Ribery quiere recuperarse de lo sucedido

 

El jugador Franck Ribéry aseguró estar tranquilo y no teme a su futuro luego de que la justicia francesa le imputara cargos por tener relaciones sexuales con una menor de edad. El mediocampista hará lo que sea para retomar la confianza de los suyos.

"No, no tengo miedo al futuro ni a mi carrera. Ni en la selección francesa ni en el Bayern. Tampoco el día después a mi comparecencia en un tribunal de París. Porque no incurrí en falta conscientemente. Estoy seguro de que recuperaré la confianza de quienes tal vez dudan de mi", afirma, en declaraciones al popular diario "Bild".

El internacional francés sostiene ante ese medio que su propósito ahora es "volver a provocar entusiasmos" en la cancha, aunque admite estar bajo "una fuerte presión" que no siempre puede manejar bien.

Ribéry, en el objetivo de la justicia francesa y, tal vez, de la alemana tras revelarse las relaciones mantenidas con la prostituta Zahia, se deshace en palabras de agradecimiento a los suyos.

"Mi familia está conmigo. Tengo que agradecérselo especialmente a mi mujer. Y también a todo el club en pleno, que me respalda ilimitadamente. Nunca lo olvidaré", prosigue Ribéry.

El internacional alude a las múltiples dificultades que arrastra, consecuencia tanto de las lesiones como de los "asuntos privados".