Agosto 1, 2010

Los equipos europeos se foguean

Raúl se coronó como la nueva estrella absoluta del club que entrena Felix Magath y se llevó su primer trofeo como jugador "alemán", en la liguilla de verano del estadio de Gelsenkirchen y a tres semanas de la apertura de la Bundesliga.

Los bávaros, sin varios de sus internacionales aún pendientes de regreso tras el Mundial, se había avanzado con un gol en el minuto 6 de Deniz Mujic, del segundo equipo, a pase del argentino José Sosa.

Raúl no descansó hasta lograr el empate y se apuntó así lo que en el estadio de Gelsenkirchen se vivió como un "minuto histórico", el 5: su primer gol con la camiseta del clásico de la Cuenca del Ruhr.

Edu afianzó el resultado, con un segundo gol para el Schalke aún en el primer tiempo -de 30 minutos para el torneo pretemporada-. De regreso de la pausa, Raúl fue a por el segundo y lo logró en solitario, en el minuto 33, con una genial vaselina recibida muy celebrada por la afición.

En otro juego, pero de carácter amistoso, el Inter de Milán bajo la dirección del entrenador español Rafael Benítez goleó 3-0 al Manchester City inglés en el M&T Bank Stadium, de Baltimore.

Los actuales campeones de la 'Champions' dieron toda una demostración de buen juego, rapidez en el ataque y sobre todo efectividad a la hora de rematar a puerta, con el delantero nigeriano Victor Obinna como líder al conseguir los dos primeros goles del Inter.

El primer tanto llegó a los 38 minutos cuando Obinna recibió un gran pase por la izquierda del centrocampista argentino Esteban Cambiasso. El delantero nigeriano remató con un potente zurdazo por bajo y pegado a la cepa del poste izquierdo que hizo inútil la estirada del portero del Manchester City Joe Hart.

El inicio de la segunda parte confirmó el deseo del Inter de demostrar su superioridad a los 36.569 espectadores que asistieron al partido.

En el minuto 54, Obinna protagonizó otra jugada de contraataque que acabó en el fondo de la red (2-0), después de tocar el balón el defensa Joleon Lescott.

Benítez dio entrada a nuevos jugadores como el delantero camerunés Samuel Etoo, en el minuto 62, quien recibió una gran ovación por parte de los espectadores. Poco después, el joven centrocampista italiano, de 18 años, Cristiano Biraghi, sorprendió con un tiro potente desde más de 27 metros. El balón entró por la escuadra derecha de la portería inglesa y con ello el Inter sentenció el choque (3-0).

A su vez, el Valencia de España disputó un juego contra el Olympique de Marsella pero fue derrotado 1-0.
A los 20 minutos llegó la primera gran ocasión del partido, tras una espectacular jugada personal de Pablo, cuyo disparo sacó el meta Mandanda y el rechace le llegó a Feghouli que, completamente solo, hizo lo más difícil y estrelló el balón en la cruceta.

En el segundo tiempo el Olympique salió decidido en busca del gol pero se encontró con un César inconmensurable.

El veterano meta valencianista salvó hasta tres claras ocasiones solventando las deficiencias de una línea defensiva de circunstancias, que Emery alineó debido a su gestión de minutos entre los componentes de su plantilla.

Pero el Valencia no le perdía la cara a un partido trepidante. Si los franceses llegaban con peligro, el conjunto español tampoco renunciaba al ataque y ponía también en apuros al meta Mandanda.

En el intercambio de golpes los franceses por fin consiguieron marcar, tras un buen centro de Valbuena, que aprovechó Ben Arfa para adelantar y sentenciar el partido.