Agosto 3, 2010

La novela Maradona tiene nuevos capítulos

Maradona estrenó el 'culebrón' el martes de la semana pasada, un día después de ser cesado, cuando denunció que el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, le "mintió", y el secretario técnico de las selecciones argentinas, Carlos Bilardo, le "traicionó".

Tanto Grondona como Bilardo se apresuraron a responder al 'Pelusa'. El presidente de la AFA dijo estar "dolido" y negó haber echado a Maradona, mientras que Bilardo cuestionó a los "bichitos que rodean" el entorno del que fuese su pupilo en el Mundial de México 1986.

El secretario de las selecciones insistió indignado que jamás traicionó a Maradona sino que, por el contrario, siempre se jugó "la vida por él", pero al cabo de unos días cambió de opinión y rebajó el tono.

"Si Diego quiere y habla no sé qué puede pasar. Todo es cuestión de hablar", aseguró Bilardo el domingo anterior, dejando una puerta abierta al regreso de Maradona como seleccionador argentino.

Y el entorno del 'Pelusa' no tardó en reaccionar. "Hasta que se nombre un nuevo entrenador Diego tiene chance de seguir en la Selección", aseguraron este lunes allegados de Maradona a medios locales.

Sin embargo, la telenovela parece haber cansado al todopoderoso Grondona, que preside la AFA desde 1979. "Es el conventillo de la paloma, prefiero no hablar más nada. Estoy más tranquilo así", señaló.

"Pueden volver todos, Jesucristo puede volver. Ya no sé qué puede pasar, no tengo idea de nada", apuntó este lunes en declaraciones televisivas.

Y en la retaguardia se sitúan los jugadores y Sergio Batista, el técnico de los equipos juveniles que fue designado sustituto de Maradona hasta fines de año.
Batista, obviamente, no quiere dejar pasar esta oportunidad de oro. "Soy un candidato más y trataré de hacer lo mejor posible en estos cuatro meses. No voy a exigir nada pero tengo expectativas de ser confirmado en el cargo", comentó.

Pocos jugadores de la selección han opinado públicamente sobre la marcha de Maradona, lo que ha disparado un sinfín de rumores sobre el apoyo al seleccionador entre los futbolistas que viajaron a Sudáfrica.

Sin embargo, el capitán de la 'albiceleste' Javier Mascherano quiso salir al paso de estas acusaciones.

"Es mentira que nosotros no hayamos respaldado a Maradona. No necesito una cámara para hacerlo, lo hice en la cancha, que es donde debo hacerlo", comentó el centrocampista del Liverpool en declaraciones radiales.

"Pensar que un jugador de la selección conspira contra un técnico es una locura. Si me entero de algo así, doy un paso al costado", apuntó Mascherano, quien consideró que "generan dolor y tristeza algunos comentarios".

Y el culebrón, como es habitual en Argentina, no tardó en llegar a la arena política, hasta el punto de que la presidenta Cristina Fernández opinó sobre el asunto minutos después de la destitución de Maradona.

"Aguante Maradona", comentó la mandataria, quien dijo sentirse muy apenada por el enfrentamiento del astro con Grondona.

"Me dio mucha lástima Diego y me parece que hizo un papel muy digno la selección. No puede ser que cuando venís bien sos (Carlos) Gardel y por una que te sale mal, pasas a ser (lo contrario). Eso no es justo ni para Maradona ni para nadie", subrayó.

El cruce de acusaciones parece haber alcanzado una tregua, seguramente temporal, en esta interminable 'telenovela argentina'.