Septiembre 16, 2010

Federación Boliviana de Fútbol, a subasta

Morales se reunió este jueves con el gerente de las Asociaciones Miembros de la FIFA, el ítalo-suizo Primo Corvaro; el vicepresidente de la Conmebol, el uruguayo Eugenio Figueredo, y el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Juan Ángel Napout.

En la cita, Morales ratificó que debe cumplirse la ley que impone la subasta en cuatro días del edificio de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) si es que no paga una deuda de 2,1 millones de dólares.

"Él (Morales) muy claramente dijo que no podía hacer excepciones para el fútbol, que tenía que cumplir con las normas y para nosotros está muy claro también. La única cosa (que debe hacerse) es buscar soluciones para salir de esta situación actual", declaró Corvaro.

Agregó que Morales los escuchó, "se mostró abierto", pero "no se materializó ninguna decisión concreta".

"Yo digo la verdad, no sé cómo decirles. Se habló de los problemas y se habló también de posibles soluciones, pero no se tomaron decisiones, por lo que no puedo decir si se solucionará o no" el problema de la FBF, insistió Corvaro a periodistas a las puertas de Palacio.

Poco antes, en una rueda de prensa en Palacio, Figueredo dijo que no podía revelar todos los detalles de la conversación con Morales como esperaban los periodistas, si bien calificó el encuentro como "positivo" porque el gobernante es "un hombre de fútbol".

En una conferencia de prensa ofrecida en Cochabamba (centro), Morales enfatizó que la conclusión de la cita fue que la FBF "tiene que pagar sus impuestos" y debe respetar la legislación del país.

Agregó que la FIFA ha entendido que no puede pedir a su gobierno que "viole" las leyes bolivianas para evitar la subasta de la sede de la FBF prevista para el próximo lunes en Cochabamba.

La visita de los directivos de la FIFA y Conmebol intentó mediar entre Morales, un reconocido aficionado al fútbol, y la directiva de la FBF, encabezada por Carlos Chávez, cuya gestión es criticada por el gobierno por los nulos resultados de la selección boliviana.

En meses anteriores, el mandatario incluso llegó a plantearse la posibilidad de intervenir desde el Estado en las instituciones del balompié y habló de un plan propio para sacar al fútbol boliviano de su crisis con el apoyo del técnico español Xavier Azkargorta, quien no ha sido plenamente respaldado por la FBF.

En las últimas semanas, la FIFA advirtió de que Bolivia puede ser sancionada en torneos internacionales si hay una intervención estatal, pero también puede ser suspendida si la FBF cae en la insolvencia financiera, fruto de la subasta de su edificio.

El presidente de la FBF, Carlos Chávez, dijo que se "siente tranquilo" porque no está violando la ley, pero también "preocupado" porque no es suficiente lo que está haciendo para tratar de salvar de la quiebra al organismo que dirige.

Al término del encuentro en La Paz, Morales obsequió ponchos indígenas a los dirigentes de la FIFA y la Conmebol e invitó al máximo mandatario del balompié mundial, Joseph S. Blatter, a visitar Bolivia en octubre para clausurar unos juegos estudiantes nacionales.

Temas relacionados: