Septiembre 29, 2010

FIFA acaba con el papel para evitar transferencias fraudulentas

EL TMS, según anunció la web de la FIFA, será obligatorio en todas las transferencias internacionales de fútbol. El TMS es un sistema en línea que agiliza trámites, que en febrero de 2008 comenzó a funcionar en fase de pruebas en 18 países y ahora ya está presente en todas las asociaciones miembro y en un total de 3,633 clubes.

Joseph Blatter definió así el TMS: "Este es un momento histórico para el fútbol. El TMS es un sistema relativamente simple, pero que tendrá una inmensa repercusión en los traspasos internacionales de jugadores. Gracias a él, las autoridades futbolísticas dispondrán de más datos sobre cualquier transferencia. Lo más importante es que este sistema aporta más transparencia a las transacciones y nos permite luchar contra el blanqueo de dinero y proteger a los jugadores menores de edad".

Los dos clubes implicados en un traspaso tendrán que introducir la misma información en el TMS; de lo contrario, se bloqueará la transferencia y las respectivas asociaciones miembro no podrán expedir el certificado de transferencia internacional (CTI), apunta la FIFA.

Por lo general, se deben introducir más de 30 datos por cada transferencia, entre ellos la información sobre el jugador, sobre el club, todos los pagos junto con su cuantía, su vencimiento y los datos bancarios, y los pagos de solidaridad a los clubes anteriores.

"Todos estos datos deberán corroborarse mediante documentación acreditativa; para ello, se cargarán al sistema copias digitalizadas de los documentos de identificación del jugador, de su nuevo contrato de trabajo y del contrato de transferencia celebrado entre los clubes anterior y nuevo. Este sistema sustituye al antiguo en formato papel", subraya la FIFA.

"Cuando hablamos de jugadores jóvenes y menores de edad, el TMS se encarga de seguir con detalle el historial de cada jugador; el sistema puede utilizarse para cerciorarse de que se calculen correctamente las compensaciones que se deben a los clubes que forman a los jóvenes, pero que ven cómo estos los abandonan para jugar en un club grande", añade el texto de FIFA.

La FIFA persigue además con este sistema reducir el número de traspasos internacionales de menores.

Temas relacionados: