Septiembre 29, 2010

Amenaza de revolcón en el fútbol mexicano

En una carta publicada el pasado martes por la prensa mexicana, el defensa Rafael Márquez, de los Red Bulls de Nueva York, y una docena de internacionales afirmaron que desde la llegada de De la Torre al cargo han recibido un trato "osco y prepotente".

El director de las selecciones mexicanas de fútbol anunció a la prensa la semana pasada una sanción por seis meses al delantero Carlos Vela y el defensa Efraín Juárez, así como una multa a otros once jugadores por promover una fiesta en la que pudieron estar prostitutas y un travesti, después del más reciente juego amistoso contra Colombia.

"El que siga viendo para atrás, juro que no llega a Brasil", dijo hoy el secretario general de la Federación Mexicana, Decío de María, al referirse a las eliminatorias del Mundial que clasificarán al torneo del 2014.

La carta en cuestión la apoyaron el guardameta Guillermo Ochoa, los defensas Rafael Márquez, Francisco Rodríguez, Carlos Salcido, Héctor Moreno y Efraín Juárez; los centrocampistas Andrés Guardado, Gerardo Torrado y Pablo Barrera; así como los delanteros Carlos Vela, Javier Hernández, Enrique Esqueda y Giovanni Dos Santos.

Lo trece jugadores pidieron también no ser convocados al partido amistoso contra la selección de Venezuela, el 12 de octubre en Ciudad Juárez.

De María declaró a la radio 'Estadio W' que salvo Vela y Juárez, que han sido sancionados, los demás jugadores pueden ser convocados para ese encuentro de preparación.

De María se declaró abierto al diálogo con los jugadores ahora llamados "rebeldes", pero subrayó que Néstor de la Torre tiene todo el apoyo de la entidad y no será despedido.

"Es una posición que no es negociable, en cualquier mesa de diálogo hay puntos por resolver, pero sin poner condiciones. Lo mejor es que todos nos encerremos en un cuarto, en una sala y así buscar punto de vista de cómo mejor las cosas", concluyó.