Octubre 13, 2010

Un ex goleador vuelve a vivir

El ex goleador chileno emergió de las profundidades de la mina al son de "Oe Oe Oe Oe, Franklin, Franklin", el grito que tradicionalmente utilizan los hinchas para alentar a los futbolistas.

A la salida, su hija Carolina Lobos le esperaba nerviosa y frotándose las manos a la espera de poder abrazar a su padre y le entregó un balón firmado por los familiares en el que se podía leer "estamos esperándote".

El minero demostró la buena forma en que se encuentra después del encierro haciendo una serie de "toques" con dicho balón y aseguró que "este ha sido el partido más duro de mi vida".

"Mi regalona (hija) me hablaba todos los días de usted", le dijo Lobos al ministro de Minería, Laurence Golborne, antes de fundirse en un emotivo abrazo.

Al abrazar a Sebastián Piñera, el mandatario chileno le dijo al ex futbolista "¡Franklin ganaste el partido de tu vida!".

Lobos, de 53 años, tiene dos hijas y se ha convertido en una de las figuras más conocidas de la mina debido a su paso por el fútbol profesional chileno en la década de los ochenta, donde llegó a coincidir con Iván Zamorano, quién fue "Pichichi", en el Real Madrid.

"Estoy muy nervioso y emocionado", aseguró Zamorano en declaraciones a la Televisión Nacional, "ojalá que podamos abrazarnos pronto y organizar una 'pichanga' (partido de fútbol informal)", agregó.

Zamorano, quién también jugó en el Inter de Milán, expresó que "ojalá Franklin empiece una nueva vida ligada al deporte, que es lo que más ama".

La historia de Franklin Lobos es de esfuerzo y superación: dejó el fútbol y trabajó como transportista y conductor de taxis colectivos para que sus hijas pudieran ir a la universidad.

Lobos llevaba cinco años trabajando como conductor de camiones y llegó al yacimiento San José hace cuatro meses, donde transportaba cada día a los obreros a la entrada de la mina, en el momento del derrumbe Lobos había entrado a la mina pocos minutos antes.

Este es el segundo accidente en el que ex goleador se ve involucrado, ya que en el año 2006 quedó atrapado en la mina Carola debido al incendio de un camión.

Su hija Carolina aseguró en declaraciones a BBC Mundo que la buena preparación y condición física que en su momento tuvo como futbolista ha ayudado a Lobos a soportar este tiempo bajo tierra.

Temas relacionados: