Octubre 16, 2010

El dueño del Liverpool aseguró que el club va a resucitar

"Lo que voy a hacer es, más que prometer, entregar. Cuando digo yo, me refiero a New England Sports Ventures (NESV)", explicó el principal accionista de ese grupo empresarial estadounidense en su primera visita como dueño de la entidad inglesa a los campos de entrenamiento del primer equipo.

NESV adquirió el viernes la propiedad del Liverpool por 340 millones de euros y después de varios intentos de los anteriores dueños, los también estadounidenses Tom Hicks y George Gillet, de impedir la venta del club.

Henry se remontó a hace nueve años, cuando NESV asumió el control del equipo de béisbol Boston Red Sox, para hacer entender a la afición de los "reds" que aprovechará precisamente esa experiencia en negocios deportivos para devolver al Liverpool a la posición que corresponde a los grandes equipos de Inglaterra, aunque reconoció que será "un gran reto".

"Hay muchas similitudes y eso fue algo que hemos estado debatiendo cuando presentamos nuestra oferta. Encontramos muchas cosas parecidas entre el Liverpool de 2010 y los Red Sox de 2001", señaló en referencia a la pobre trayectoria que llevaba ese equipo de béisbol cuando ellos adquirieron su propiedad.

"Todo lo que puedo decir en este momento es que vamos a trabajar tan duro como sea posible para vosotros, pues no hay duda de que lo merecen", dijo Henry en un mensaje dirigido a la afición del Liverpool, que pedía a gritos desde hace tiempo la salida de los anteriores propietarios.

El Liverpool se encuentra en la decimoctava posición de la tabla -el tercer puesto por la cola-, lo que corresponde a su peor trayectoria, por el momento, desde la vivida en el curso 1953-1954, cuando se vio abocado al descenso.

El Liverpool de los campeones del mundo Fernando Torres y Pepe Reina afrontará este domingo su primer duelo bajo la propiedad de NESV en casa del Everton, donde se jugará el derbi número 214 en la historia de ambos clubes.

 

Temas relacionados: