Octubre 17, 2010

Denuncia de corrupción para elegir la sede del Mundial 2018

Blatter reconoce en la misiva que el artículo de este periódico publicado "ha creado un impacto negativo en la FIFA y en el proceso de las candidaturas que aspiran a organizar los Mundiales 2018 y 2022".

"FIFA ya ha solicitado toda la información y los documentos relacionados con esta materia y está a la espera de recibir todo el material. Una vez recibido este análisis FIFA estará capacitada para decidir los siguientes pasos a seguir. Mientras tanto, FIFA no se encuentra en posición de añadir más datos sobre esta materia", subraya Blatter en su carta.

La investigación propugnada por Blatter comenzará de inmediato por parte del Comité de Ética de la FIFA y la secretaría general de FIFA, subraya Blatter.

La reacción de Blatter esta tarde se produce una vez que el diario británico publicase que altos cargos de la FIFA están dispuestos a ofrecer su voto a los contendientes para el Mundial 2018 a cambio de sobornos, tras llevar a cabo una investigación encubierta.

Según el "Times", el organismo rector del fútbol mundial ha anunciado su intención de investigar las acusaciones formuladas por el rotativo, que tiene imágenes de vídeo de varios cargos directivos que aceptan dinero a cambio de votar en un sentido concreto.

Un grupo de periodistas del diario se hicieron pasar por empresarios que querían apoyar la candidatura de Estados Unidos al Mundial -antes de que este país se retirara de concurso-, haciendo hincapié en que actuaban al margen de la campaña oficial estadounidense.

Encontraron a varios directivos dispuestos a comerciar con su voto y a otros altos cargos dispuestos a ejercer de intermediarios.

En un vídeo grabado por el periódico, el nigeriano Amos Adamu, miembro del comité de la FIFA que determina las sedes del Mundial, pide 500.000 libras (unos 571.000 euros) -la mitad por anticipado- que invertiría en "un proyecto personal" de construcción de campos de fútbol artificiales en su país.

Otro directivo que ofreció su voto a cambio de dinero, en este caso para construir una academia deportiva, fue un vicepresidente de la FIFA, Reynald Temarii, quien además aseguró a los reporteros que había recibido ofertas de, entre 10 y 12 millones de dólares, por parte de otros dos países candidatos.

Inglaterra compite por acoger la Copa del Mundo con Rusia y las candidaturas conjuntas de España y Portugal y Bélgica y Holanda.

El viernes, Estados Unidos se retiró de ese concurso y dijo que optaría en cambio al Mundial 2022 junto con Japón, Qatar, Australia y Corea del Sur.

Temas relacionados: