Noviembre 9, 2010

En Argentina, más fútbol y menos ecología

El coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace, Hernán Giardini, aseguró que de los 300 millones de pesos (75 millones de dólares) asignados este año para la Ley de Protección de Bosques, unos 144 (36 millones de dólares) fueron asignados al convenio entre el Gobierno y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para la retransmisión en abierto de los encuentros.

La legislación, aprobada en noviembre de 2007, suspende todos los permisos de desforestación hasta que las provincias realicen un ordenamiento territorial de los bosques nativos y otorga fondos para la conservación medioambiental.

Greenpeace denunció asimismo que el Gobierno "incumplió" la ley, al asignarle 300 millones y nos los 821 millones de pesos (206 millones de dólares) que establece la norma, según la cual, debe financiarse con el 0,3 por ciento del presupuesto nacional.

"Es preocupante que el Estado no cumpla con lo que aprobó. Es una mala señal que demuestra que no hay una política ambiental seria y la poca importancia que se le da al asunto", dijo Giardini.

Greenpeace detectó estas irregularidades en distintos expedientes del Gobierno, con el que trataron de contactar "sin éxito", apuntó.

Un portavoz de la Secretaría argentina de Ambiente negó a opinar sobre el informe e instó a Greenpeace a presentar "un reclamo público" sobre el asunto.

En Argentina hoy quedan 31 millones de hectáreas de bosques nativos, mientras que hace un siglo, cuando comenzó la tala indiscriminada, había 127 millones y se estima que actualmente se pierden unas 250.000 hectáreas al año, un ritmo que descendió un 60 por ciento desde la aprobación de la ley en 2007.

El Gobierno argentino otorga anualmente a la AFA 600 millones de pesos (150 millones de dólares) para la emisión gratuita de los partidos de fútbol de la Primera División, según el convenio asociativo suscrito en agosto de 2009 y que tiene una duración de diez años.

Temas relacionados: