Noviembre 11, 2010

La Copa América 2011 volverá a Argentina para celebrar sus 95 años

La competición se selecciones más antigua del mundo, que comenzó con cuatro participantes, tiene ahora diez selecciones fijas y dos invitadas, esta vez las de México y Japón, y las imágenes de sus partidos serán recibidas por la televisión en unos 200 países.

Aquel torneo inaugural, en el que participaron Argentina, Brasil, Chile y Uruguay y que revolucionó a los amantes del fútbol en ambas márgenes del Río de la Plata, se disputó en el marco de las celebraciones del centenario de la Independencia argentina.

En esos días se constituía la Confederación Sudamericana, la primera entidad continental de este deporte por iniciativa de un dirigente uruguayo, Héctor Rivadavia Gómez, quien había sido presidente del club Montevideo Wanderers y de la Asociación Uruguaya.

Los uruguayos vencieron el 2 de julio de 1916 a Chile por 4-0, después a los brasileños por 2-1 y más tarde igualaron a cero con los anfitriones, por lo cual se alzaron con el título en la suma de puntos, ya que los argentinos habían empatado con Brasil 1-1.

El partido de la final, programado en el estadio del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, fue aplazado un día debido a que, a la hora del comienzo, la multitud congregada en el escenario rebasó los graderíos y ocupó varios sectores del campo de juego.

El árbitro chileno Carlos Fanta decidió el aplazamiento y, al enterarse de ello los aficionados que no habían logrado entrar al club, incendiaron los graderíos. La final se disputó finalmente en el campo del Racing de Avellaneda.

Los campeones fueron Cayetano Saporiti, Alfredo Foglino, Miguel Benincasa, Alfredo Zibechi, Juan Delgado, Manuel Varela, Pascual Somma, José Tognola, José Piendibene, Isabelino Gradín y Rodolfo Marán.

De ellos destacó el delantero de ascendencia africana Isabelino Gradín, del Peñarol de Montevideo, no solamente futbolista sino también atleta con varios títulos ganados en competiciones de 200 y 400 metros lisos.

A falta de cinco años para que se cumpla un siglo de aquella prueba, se reunirán para competir durante tres semanas en Argentina 264 futbolistas de una docena de países.

La asistencia de aficionados a la última edición de Copa América, disputada en Venezuela en 2007, fue de 1.050.230, con un promedio de 40.393 por encuentro, cifras que los organizadores argentinos esperan superar al tratarse del deporte más popular del país.

Temas relacionados: