Noviembre 15, 2010

Argentina sumó su quinta baja para el juego amistoso ante Brasil

Para completar la mala fortuna de Argentina, es duda para el partido amistoso del próximo miércoles en Doha( Qatar) el central Martín Demichelis, quien tuvo una contractura durante el último partido de Liga del Bayern de Múnich.

Lo más probable es que el equipo que dirige Sergio Batista tenga como delanteros a Lionel Messi y Gonzalo Higuaín, con Ezequiel Lavezzi en el banquillo.

El encuentro se disputará el miércoles en el estadio internacional Khalifa, que el año próximo será la sede de la final de la Copa Asiática de fútbol.

Ese escenario, con capacidad para 50.000 espectadores, albergó el partido amistoso Brasil e Inglaterra en noviembre de 2009.

La Sudamericana iniciará la lucha por uno de los cupos a la gran final

El encuentro entre los brasileños Palmeiras y Goiás abre el martes las semifinales del torneo continental, que tendrán un día después en acción al campeón defensor, Liga Universitaria de Quito (Ecuador), ante el argentino Independiente. (Previo).

Palmeiras, del ex seleccionador de Brasil y Portugal, Luiz Felipe Scolari, va, en teoría, a una serie menos complicada contra el modesto Goiás, que discurre con mejor suerte en la competición continental que en la liga local, donde marcha penúltimo y va en caída libre a la segunda división.

Aparte del mérito de meterse entre los cuatro mejores equipos del torneo, la nota más destacada del equipo de la Goiania proviene de su delantero Rafael Moura, que, con seis goles, es el mejor encarrilado para arrebatarle el liderato de los cañoneros al uruguayo Rodrigo Mora, ya fuera de la competencia.

Dejar en la cuneta al Goiás elevaría las acciones del Palmeiras en el ámbito internacional por contra de la irregularidad en el Campeonato Brasileño, donde ocupa el décimo puesto.

Después de sacudirse el Newell's Old Boys, Liga de Quito encuentra otra piedra argentina en su camino al segundo título consecutivo, el Independiente, que a falta de pólvora en el Apertura de su país ha concentrado todo su arsenal en el torneo continental.

El equipo de Avellaneda llega al estadio Casa Blanca, de Quito,con una batalla ganada, esta vez a la Conmebol, que intentó cambiar el encuentro para el miércoles en la tarde pero ratificó la fecha original del jueves por la noche, tras las protestas del Independiente.

Por si le hiciera falta al mejor equipo del continente en su condición de campeón de las últimas dos Recopas Sudamericanas, los ecuatorianos aún cuentan con la ventaja de jugar en los 2.850 metros de altitud de a capital ecuatoriana.

El mismo fortín donde Liga de Quito derrotó a Estudiantes de La Plata en la Recopa de 2010 (2-1), y al Newell's (1-0) hace una semana. Apenas dos de sus últimas ofensivas contra formaciones argentinas.

No obstante, en el fútbol nadie vive de la renta y cada nueva fase de este torneo continental significa borrón y cuenta nueva. Basta con mirar la surte de muchos de los 38 equipos que iniciaron el largo ascenso hasta la final del próximo mes de diciembre, y que han quedado por el camino.

Esta novena edición de la Sudamericana, un torneo históricamente esquivo para equipos de naciones andinas, así como uruguayos y paraguayos, no depara cambio de relevos entre los países que aspiran a un nuevo título.

Las oportunidades quedaron reducidas a argentinos, campeones en cuatro ocasiones, así como brasileños y ecuatorianos, que atesoran una Copa cada uno

Temas relacionados: