Diciembre 3, 2010

Darwin Quintero dejó a Santos muy cerca del título en México

A cinco minutos del final, Duilio Davino rompió el equilibrio en el marcador, un 2-2 muy disputado, al marcar en su propia meta cuando intentaba evitar que el balón le llegara al goleador del Santos, el ecuatoriano Christian Benítez.

José María Cárdenas se metió por el carril izquierdo y sacó el centro, Davino estiró el pie izquierdo y evitó que le cayera a Benítez, pero la pelota se dirigió al poste y a la red con el 3-2 a favor del Santos en esta final del torneo Apertura 2010.

El Santos estuvo dos veces arriba en el marcador, con el mexicano Iván Estrada (m.23) y el colombiano Carlos Darwin Quintero (m.41) y en ambas el Monterrey lo alcanzó, con anotaciones firmadas por el chileno Humberto Suazo (m.37) y el argentino Neri Cardozo.

La final de ida que el Santos y Monterrey brindaron a los aficionados fue intensa y con una disputa fuerte por tomar el control del campo, con dos equipos que apelaron al conjunto pero que al final buscaban a sus goleadores para resolver todo.

Monterrey, del técnico José Manuel Vucetich, salió a atacar, a apretar la marca ya que no escatimó nada por el hecho de ser visitante y al final perdió en la jugada de Davino.

Encuentro parejo, trepidante, con llegadas en las dos porterías, aunque parecían poco peligrosas por la eficacia defensiva y de los porteros, Oswaldo Sánchez por Santos y Jonathán Orozco por Monterrey.

Estrada aprovechó mejor los espacios abiertos para entrar por el carril derecho a un balón lanzado por Christian Benítez para sacar un disparo de derecha al primer poste con el primer gol del Santos, que para entonces tenía la supremacía en el campo.

La respuesta no tardó mucho y Suazo emparejó el marcador para el Monterrey cuando un pase del mexicano Aldo de Nigris lo dejó ante el portero Sánchez, a quien le metió la pelota al poste derecho.

El colombiano Quintero puso el 2-1 para el Santos con un remate de cabeza a un servicio que le puso Estrada desde el lado derecho, para que los equipos se fueran al descanso a replantear la estrategia.

El Monterrey logró sacar provecho a la pareja que hace Suazo con el mexicano De Nigris, que provocaron el gol del empate que firmó el argentino Neri Cardozo con un disparo luego de que el meta rechazó el remate del mexicano.

El Santos visitará el domingo al Monterrey en el partido de vuelta de la final mexicana y el vencedor levantará el cuarto título de campeón del fútbol mexicano.