Diciembre 4, 2010

Presidente electo del fútbol chileno cedería su cargo

De ese modo, planteó Segovia en una entrevista que publica el diario El Mercurio, se puede resolver el conflicto que mantiene en suspenso su toma de posesión en la ANFP, pese a haber ganado la elección el pasado 4 de noviembre.

Quien se haga cargo de la Federación tendría el manejo de la selección nacional, cuyo técnico, el argentino Marcelo Bielsa, está a punto de irse tras haber declarado que por cuestión de principios, jamás trabajaría al lado de Jorge Segovia.

Tras la elección, Segovia, dueño y presidente del club Unión Española, fue inhabilitado para ser presidente por los actuales dirigentes de la ANFP, por haber transgredido un artículo del reglamento que prohíbe serlo a quienes mantengan contratos entre empresas de su propiedad y la Asociación o clubes afiliados.

Segovia mantiene ese tipo de contratos entre el Unión Española y la Universidad SEK, de la que también es dueño.

El empresario fue inhabilitado a pesar de que la Comisión Jurídica de la ANFP había dictaminado a su favor.

Actualmente, en medio de un fuego cruzado entre ambos bandos, el caso está en manos del Tribunal de Honor de la ANFP.

El actual directorio del organismo ha señalado que no busca una nueva elección, que reconoce el triunfo de la lista opositora y que sus integrantes deben designar un nuevo presidente, pues la inhabilitación del empresario es definitiva.

En ese contexto, Segovia se mostró en la entrevista dispuesto a ceder la presidencia de la Federación, para desvincularse del manejo de la selección y abrir así la posibilidad de que Marcelo Bielsa dé un paso atrás en su decisión de partir.

Tras el anuncio de Bielsa, surgieron versiones de que el presidente Sebastián Piñera, principal accionista del Colo Colo, había intervenido en la elección de la ANFP para desbancar de la presidencia al actual timonel, el periodista Harold Mayne-Nicholls, malquerido por los llamados "clubes grandes" (Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica).

Las acusaciones de una intervención presidencial cobró tal fuerza que según los expertos y analistas, fue la principal causa de que la aprobación de la gestión de Piñera en La Moneda cayera trece puntos (del 63 al 50%), entre octubre y noviembre, según una encuesta difundida esta semana por la consultora Adimark.

Segovia dijo en la entrevista que quien se haga cargo de la Federación, debe ser una persona de su entera confianza. "Puedo dejar, o delegar si usted quiere, el mando de la Federación, pero a alguien de mi círculo de confianza", subrayó.

Esa persona, añadió, "no debe ser Harold Mayne-Nicholls, "bajo ningún concepto. Por ningún motivo. Claramente no a Harold Mayne-Nicholls. Creo que si hay algo claro en todo esto es que no forma parte de nuestro círculo de confianza íntima".

Mayne-Nicholls, tras su derrota electoral, se mostró dolido porque su gestión, elogiada por unanimidad, no fue reconocida por los clubes, muchos de los cuales le juraban apoyo hasta el día anterior a los comicios.

El periodista encabezó uno de los ciclos más favorables en la historia del fútbol chileno, en el que pudo ordenar las finanzas de la ANFP y obtener el respaldo del gobierno para construir o remodelar una docena de estadios, además de fortalecer las competiciones de series menores y femeninas.

Para los hinchas, es el responsable de haber fichado como seleccionador a Marcelo Bielsa, que pudo cambiar la mentalidad de los jugadores y transformar un equipo históricamente de segunda línea en una fuerza futbolística que se para de igual a igual ante cualquier rival, como lo demuestran los resultados obtenidos por la 'Roja' durante su período.