Diciembre 8, 2010

El fútbol chileno deberá elegir nuevo Presidente

El abogado Patricio Muñoz, uno de los cinco miembros del Tribunal de Honor, confirmó que el empresario español está inhabilitado porque se estima que transgredió un artículo del estatuto que prohíbe ser dirigente de la ANFP a quienes posean empresas que mantengan contratos con la propia asociación o sus clubes.

Segovia mantiene contratos con el Unión Española y la Universidad SEK, de la que también es dueño.

"(Segovia) queda inhabilitado como dirigente y por consiguiente nunca pudo participar del proceso de elección, de modo tal que la lista que encabezó el señor Segovia adolecía un vicio de nulidad, lo que por consiguiente invalida el proceso", dijo Muñoz.

Agregó que deberán realizarse unas nuevas elecciones antes del 15 de enero del próximo año, fecha en la que el actual directorio, encabezado por Harold Mayne-Nicholls, debe ceder la comandancia del organismo a la nueva mesa.

Jorge Segovia se mostró "muy sorprendido" por la decisión del Tribunal, que calificó como "insólita", y denunció que sus argumentos no fueron escuchados.

"Pensaba que el Tribunal de Honor era de otra categoría ética", dijo Segovia a Radio Agricultura, y agregó: "Esto es propio de una dictadura".

El Consejo de Presidentes de la ANFP celebró hoy una sesión extraordinaria para tratar, entre otros temas, la compleja situación en que quedó después de las elecciones del pasado 4 de noviembre para elegir al nuevo presidente.

Los presidentes de los clubes decidieron ceder el veredicto final al Tribunal de Honor, aunque no se esperaba que éste resolviera el tema esta misma jornada.

Está previsto que el próximo 16 de diciembre se celebre un nuevo Consejo de Presidentes para establecer la fecha de los nuevos comicios.