Diciembre 11, 2010

Conmoción en Rusia por muerte de hincha

"Entre los manifestantes hay varios heridos de carácter leve que presentan morados, rasguños y contusiones", declaró a la agencia Interfax un portavoz de la policía, que indicó que los hinchas más violentos habían sido detenidos.

En la plaza, cuyos accesos fueron bloqueados por agentes antidisturbios, los aficionado coreaban eslóganes como "Rusia para los rusos" y "Uno para todos y todos para uno" y portaban fotos de Yegor Svirídov, el hincha del Spartak, de 28 años, asesinado en la madrugada del lunes en una trifulca callejera.

En un primer momento, la policía logró controlar la situación, pero al poco tiempo estallaron los choques entre un centenar de aficionados y agentes.

Los hinchas lanzaron barreras metálicas, botellas y bengalas contra los agentes antidisturbios y los efectivos de las tropas del Interior, tras lo cual derribaron el árbol de Navidad colocado en la plaza.

El jefe del Departamento del Interior de Moscú, Vladímir Kolokóltsev, acudió al lugar de los hechos y aseguró a los hinchas que "la policía está haciendo todo lo necesario para que los participantes en este acto ilegal (el asesinato) sean llevados ante la justicia".

En tanto, el metro de Moscú se vio obligado a extremar las medidas de seguridad en relación con los choques en el centro de la ciudad y de otros altercados protagonizados hoy en varias paradas de la red subterránea por hinchas violentos, cuyo blanco están siendo principalmente ciudadanos originarios del Cáucaso.

Antes de los enfrentamientos en la plaza Manezh, varios miles de hinchas se habían reunido cerca de la estación de metro Vodni Stadion, en el norte de la ciudad, para depositar flores en el lugar en el que fue asesinado Svirídov.

Entre los aficionados no había sólo seguidores del Spartak, sino también de los otros equipos locales, sobre todo del Dinamo y el CSKA, informó la agencia oficial Itar-Tass.

Ya el pasado martes, varios centenares de aficionados del Spartak Moscú cortaron el tráfico en el centro de Moscú en protesta por el asesinato.

Los jóvenes manifestantes, más de un millar, según el diario digital Gazeta,ru, pedían el castigo de los asesinos de Sviridov, que murió tras recibir un disparo durante una pelea entre un grupo de aficionados y personas procedentes del Cáucaso norte.

El martes, la Justicia rusa ordenó la detención de Aslán Cherkésov, oriundo de la república norcaucásica rusa de Kabardino-Balkaria, por el asesinato del joven hincha.

Cherkésov, que tiene antecedentes penales, confesó que disparó al seguidor del Spartak, pero que lo hizo "en defensa propia" tras ser agredido.

Según su abogado, el acusado efectuó varios disparos al aire para evitar la agresión de los aficionados del Spartak contra un grupo de caucásicos.

En tanto, otros dos implicados en la trifulca también han sido detenidos.

Temas relacionados: