Diciembre 14, 2010

Müller, Forlán y Casillas homenajeados como los mejores del Mundial

Thomas Müller recogió la Bota de Oro como máximo goleador en el torneo, en el acto celebrado en la sede central de Adidas.

Iker Casillas, capitán de la selección española, que heredó el reconocimiento obtenido en el 2006 por el italiano Gianluigi Buffon, indicó, tras recibir el Guante de Oro, que la distinción redondea una temporada "de éxitos insospechados".

"Es una gran satisfacción recibir este premio. Es la manera perfecta para redondear una temporada 2010 con triunfos insospechados. Espero que el éxito continúe en el 2011", dijo el meta del Real Madrid, en la gala, a la que asistió el ex internacional de Alemania y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA Franz Beckenbauer.

"Los Premios de Oro son muy prestigiosos. Reconocen el talento excepcional en el mayor acontecimiento futbolístico del mundo. Me siento honrado de poder presentar a estos jugadores", indicó Beckenbauer.

El Premio Balón de Oro recibido por Diego Forlán, que se concede al mejor jugador del torneo, ha sido ganado algunos de los mejores jugadores de la historia: el brasileño Pelé (1970), el holandés Johan Cruyff (1974), el argentino Diego Maradona (1986) o el francés Zinedine Zidane (2006).

"Ha sido un día hermoso, emotivo. Me acordé de mi familia, de mis amigos, de mi gente. De mi novia, de los que siempre están a mi lado", afirmó Forlán, quien estuvo acompañado en la ceremonia por el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, su madre Pilar, su hermano Pablo y su representante Daniel Bolotnikoff.

"Estoy muy feliz. Este premio es para todos mis compañeros. Es el fruto del trabajo de un colectivo, de una selección que me ayudó en todo momento con su solidaridad a estar en primera línea en el Mundial. Un día inolvidable", subrayó Forlán.

"Tampoco me puedo olvidar del cuerpo técnico y de un país que ha estado a mi lado. Por primera vez un uruguayo accede a este premio y estar arriba con los más grandes es un orgullo", apuntó.

Thomas Müller fue galardonado con la Bota de Oro, premio a los cinco goles y tres asistencias que realizó durante la competición. Recoge el jugador del Bayern Múnich la herencia de su compañero de equipo Miroslav Klose, que lo ganó en 2006.

"Ganar la Bota de Oro es un gran honor para mí y algo que yo no esperaba cuando acudí a la Copa del Mundo. Espero que pueda seguir marcando goles para mi club y mi selección el próximo año", apuntó Müller.