Diciembre 23, 2010

Lionel Messi ya descansa en su casa

"El Mundial no fue como esperábamos, pero fue un año muy bueno en lo personal, en mi club. Sacando el Mundial, fue un año muy bueno", aseguró a su llegada al aeropuerto internacional de Buenos Aires, a las afueras de la capital argentina.

Comentó que "está muy difícil" volver a ganar el Balón de Oro, porque este año compite con los españoles Xavi Hernández y Andrés Iniesta, sus compañeros en el Barcelona.

El galardón "no es lo que me preocupa, sino seguir de esta manera para el grupo y en lo personal", apuntó.

Dijo que la Copa América, que se disputará en Argentina el año próximo, es para él "un objetivo muy importante" y expresó su deseo de ganar ese torneo.

Messi pasará las Navidades en Rosario, su ciudad natal, a 350 kilómetros de Buenos Aires, donde permanecerá hasta el próximo 2 de enero, gracias a un permiso especial del técnico del club, Pep Guardiola.