Diciembre 31, 2010

El sorprendente Bolton ahora vas tras el Liverpool

Una victoria en seis partidos, incluidos los dos de la Liga Europa ante el Utrecht (0-0) y el Steaua Bucarest (1-1) acentuaron las dudas del Liverpool, anclado en la competición inglesa más allá de la mitad de la tabla, sin destino alguno. Sin objetivos.

El revés encajado ante el Wolverhampton el miércoles terminó por enfurecer a la afición de Anfield, que contempló la estrepitosa caída de su equipo en año y medio. Hace dos cursos, el Liverpool inició el 2009 en la cima de la tabla con 45 puntos en veinte partidos. Abrirá el 2011 con menos de la mitad, veintidós.

El Wolverhampton, que sumó un punto en ocho partidos, ganó en Anfield veintiséis años después para provocar en los ‘reds' la octava derrota en lo que va de Premier.

Hodgson está contra las cuerdas. La sombra del técnico español Rafael Benítez, al que sustituyó en junio, vuelve a planear sobre Liverpool. Ahora que está en paro tras su despido del Inter italiano.

El cuadro de Anfield, que recibe al Bolton, sexto, está al margen de la lucha por la parte alta, ocupación del Manchester United, Manchester City, Arsenal y Chelsea. Sin descartar al Tottenham, uno de los equipos más sólidos del curso.

Cinco puntos de distancia entre el repóker cabecero. Abre el año el líder, el Manchester United, que visita al West Bromwich Albion, sorprendido el martes por el Blackburn Rovers de Michel Salgado y desprendido del buen arranque con el que inició el curso. Ahora está más arrimado a la parte baja que a la nobleza de la clasificación.

Al acecho está el Manchester City, que, con dos partidos más que sus vecinos, comparte con él el liderato. Recibe al recién ascendido Blackpool, una de las buenas noticias del curso, que ganó al Sunderland recientemente y que carece, hasta el momento, de la presión de los puestos de abajo.

El Arsenal desperdició una buena ocasión para reclamar parte del liderato. Fue incapaz de ganar al Wigan del colombiano Hugo Rodallega. Y sigue a dos puntos de los líderes. El rival del Barcelona en la Liga de Campeones acude al campo del Birmingham, que frenó el martes al United con el tanto postrero de Lee Bowyer.

El Chelsea, sin embargo, volvió. Su victoria contra el Bolton reanimó al cuadro de Ancelotti, más de un mes -cinco partidos- sin ganar. Está a cuatro puntos de la cabeza. Es, de nuevo, amenaza para el título. Recibe al Aston Villa, en pleno declive y advertido por el descenso.

El Tottenham acumula diez partidos sin perder. Ocho en la Premier, donde no cae desde que el pasado 6 de noviembre fuera superado por el Bolton. Espera al Fulham, antepenúltimo, que afronta el choque tras una victoria a domicilio en el campo del Stoke City.

Programación de la 21a. jornada de la liga inglesa:

Sábado:

West Bromwich - Manchester United

Liverpool - Bolton

Manchester City - Blackpool

Stoke - Everton

Sunderland - Blackburn

Tottenham - Fulham

West Ham - Wolverhampton

Birmingham - Arsenal

Domingo:

Chelsea - Aston Villa

Wigan - Newcastle

Temas relacionados: