Enero 8, 2011

Colombianos Guarín y Rodríguez le aportaron tres goles al Oporto

Los de Andrés Villas-Boas superaron claramente a los hombres del Marítimo, décimo en la clasificación, liderados por Guarín.

Tampoco faltó a su cita con el gol el brasileño Hulk, que jugó de "nueve" puro por la ausencia de su habitual acompañante en el ataque, el colombiano Falcao -baja por lesión-, y con el que sumó 14 tantos en esta primera vuelta de la competición.

El capítulo goleador lo cerró el también colombiano James Rodríguez, de sólo 19 años, mientras que el teórico sustituto de Falcao, el argentino Walter, no jugó ni un minuto.

El encuentro empezó bien para el Oporto, que controló el juego, aunque no encontró portería hasta el minuto 38, cuando Guarín se sacó un derechazo poco después de cruzar la línea divisoria que se coló por la escuadra de la portería, en el que sin duda es uno de los mejores goles de lo que va de campeonato en Portugal.

El futbolista colombiano se echó incluso las manos a la cabeza tras anotar el tanto, consciente de la dificultad que entrañaba su disparo.

Ya en la segunda mitad, Hulk marcó desde fuera del área, aunque sólo diez minutos después, en el 71, el Marítimo recortó distancias a través de Baba, lo que llevó la esperanza de remontar a su equipo.

Los "dragones", sin embargo, pronto les cortaron las alas a su rival y Guarín y James se encargaron de finiquitar cualquier opción de remontada.

En el partido más atractivo de esta decimoquinta jornada, el Sporting de Lisboa, tercer clasificado, venció en casa a otro de los teóricos favoritos al título, el Braga, en un competido encuentro que terminó con victoria local por 2-1.

La primera parte comenzó movida, y al minuto 11 un buen centro de Zapater lo convirtió en gol de tacón Diego Salomao, que acababa de entrar para suplir al lesionado Hélder Postiga.

Sólo dos minutos después, los sportinguistas aprovecharon el desconcierto rival y Liédson robó un balón en el medio del campo, lo que dio inicio a un rápido contraataque que culminó el chileno Jaime Valdés.

Prueba del comienzo eléctrico fue la reacción de los bracarenses, que en el 18 inauguraba el marcador a través del brasileño Paulo César y volvía a poner en aprietos a los lisboetas.

Tras una primera mitad tan agitada, la segunda se convirtió en un correcalles, y ninguno de los dos equipos consiguió hacerse con el control de la bola.

Tampoco hubo más goles, pese a que tanto Sporting como Braga disputaron de varias ocasiones para ello.

El español Alberto Zapater, ex del Zaragoza y el Génova italiano, partió de inicio, jugó los noventa minutos y tuvo una destacada actuación en sustitución del sancionado Maniche.

La victoria consolida al Sporting de Lisboa en el tercer puesto, a dos puntos del segundo, el Benfica (con un partido menos), aunque no resuelve las dudas sobre la forma de juego del conjunto entrenado por Paulo Sergio.

El Braga, en cambio, sale "tocado" de este duelo y deambula por la mitad de la tabla, a ocho puntos de los verdiblancos.