Enero 10, 2011

José Mourinho es el mejor entrenador del mundo

Mourinho obtuvo el galardón luego de quedarse con el 35,9 por ciento de los votos. A muy poca distancia del luso estuvo el técnico que hizo a España campeona del mundo, Vicente del Bosque, con un 33,1 , mientras que el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, fue  tercero con el 8,5 por ciento.

El portugués llega a este momento por primera vez en su carrera como entrenador luego de adjudicarse con el Inter de Milán campeón de la Liga Italiana 2009-2010, la Copa de Italia y la Liga de Campeones del mismo año.

Conocido también por su polémico carácter, Mourinho fue nombrado como el mejor técnico del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) en 2004 y 2005.

Su carrera como entrenador inició en el Benfica de Portugal (2000-2001), posteriormente migró al União Leira (2001-2002) y su ciclo en el país luso lo completó en el Oporto (2002-2004) con el que obtuvo la Liga de Campeones de 2004.

Una vez obtuvo su primera ‘Champions' Mourinho fue contratado por el Chelsea de Inglaterra (2004-2007) del multimillonario ruso Roman Abramovich al que también le hizo campeón. Lo llevó a la conquista de la 'Premier' tras 50 años de sequía, a la final de la Liga de Campeones. Pero el 20 de septiembre del 2007, abandonó el club inglés por discrepancias con la directiva del club .

Lugo comandó al Inter de Milán (2008-2010) con el que obtuvo, como más destacado, la Liga de campeones de 2010. Finalmente fue contratado por el Real Madrid desde el segundo semestre del año.

Mourinho (Setúbal, 26 de enero de 1963) es 'The Special One'. El calificativo que nació en su etapa en Inglaterra refleja su personalidad. Alabado por sus continuos éxitos deportivos. Criticado por ser objeto de polémica por sus gestos y declaraciones. El portugués no deja indiferente a nadie. Es tan querido como odiado.

Estudioso del fútbol hasta rozar lo enfermizo, los títulos desde el inicio de su carrera son su gran aval. Tiene un método. El 'método Mou' que es garantía de éxito. Todos los equipos a los que dirige tienen una cosa en común, el respeto y la admiración de sus jugadores. Forma bloques unidos en torno a su figura, con un trato muy cercano al futbolista de puertas hacia dentro y expresándose con dureza de puertas hacia fuera. Claridad para el elogio y la crítica.

Los títulos adornan la carrera de Mourinho como técnico: ha ganado las ligas nacionales en Portugal (Oporto), Inglaterra (Chelsea) e Italia (Inter de Milán), dos veces en cada ocasión; dos Ligas de Campeones (Oporto 2004 e Inter de Milán 2010) y una Copa de la UEFA (Oporto 2003). Todo aderezado con una Copa y dos Supercopas de Portugal; una Copa y dos Copas de la Liga Inglesas; una Copa y una Supercopa de Italia.

Un palmarés envidiable a sus 47 años, fruto de una gran pasión por el banquillo que le viene desde muy joven. Su padre ya le encargaba espiar a los rivales cuando entrenaba al Os Belenses, equipo del que había sido guardameta. Su abuelo, además, fue presidente del Vitoria de Setubal.

Pronto Mourinho aprendió método, norma y estudio del rival. Como saber sacar provecho de lo que uno tiene y como contrarrestar lo que tiene el rival. Fue inteligente al saber que su futuro en el fútbol no estaba como jugador, sino como líder de grupo.

Se licenció en Educación Física. Realizó en Escocia el curso de director técnico de fútbol de la UEFA, mientras estudiaba el fútbol inglés. Y, luego, se convirtió en entrenador en una escuela secundaria de Portugal. Trabajó en divisiones inferiores, fue aprendiendo en método y estudio, en formación personal y en trato de grupo. Pronto le llegó un paso vital para su carrera, cuando se convirtió en asistente-ayudante del entrenador inglés Bobby Robson.

Marcó su futuro. Estuvieron juntos en Sporting y Oporto, ayudándole en funciones técnicas y también, ante su buen dominio de varios idiomas, como traductor en conferencias de prensa. Robson le llevó al Barcelona como tercer técnico. Tras su marcha se quedó como ayudante del holandés Louis Van Gaal, precisamente a quien le ganó la Liga de Campeones del Inter ante el Bayern Múnich (2-0).

De Robson y Van Gaal aprendió a tratar al grupo, pero especialmente a quitar presión a los jugadores. Tras dejar el Barcelona en verano de 2000, pasó a ser protagonista principal del banquillo. Inició sin éxito en el Benfica (de septiembre a diciembre de 2000), se fue al Leiria (junio 2001 a enero 2002), hasta que finalmente el Oporto le dio una nueva oportunidad. Fue cuando surgió el Mourinho triunfador. Mostró su método como entrenador y protagonista, surgió el personaje polémico con los medios, incluso críticos con rivales y dominador de vestuario.

Los diez mejores entrenadores del año:

1. Jose Mourinho (POR) 35,92%

2. Vicente del Bosque (ESP) 33,08

3. Pep Guardiola (ESP) 8,45

4. Joachim Löw (ALE) 5,12

5. Carlo Ancelotti (ITA) 3,78

6. Alex Ferguson (SCO) 3,66

7. Óscar Tabárez (URU) 2,95

8. Bert van Marwijk (HOL) 2,69

9. Arsène Wenger (FRA) 2,25

10. Louis van Gaal (HOL) 1,89