Enero 11, 2011

La EUFA pone los puntos claros a la crisis financiera

"Los aficionados y amantes del fútbol no tienen ningún interés en ver a los clubes que forman parte del patrimonio del fútbol europeo desaparecer como resultado de una mala gestión. Era necesario que una autoridad interviniera y esto es lo que estamos haciendo", afirmó Platini, según informó la UEFA.

El presidente, que este lunes abordó la puesta en marcha del Juego Limpio Financiero con el presidente de la Asociación Europea de Clubes (ECA), Karl-Heinz Rummenigge, aseguró que el organismo que preside no dudará en tomar las medidas necesarias contra los clubes que incumplan las medidas que se están poniendo en marcha.

"Es un proyecto complejo, pero que considero vital para el futuro del fútbol. El Juego Limpio Financiero no está destinado a poner en dificultades a los clubes. Por el contrario, su objetivo es ayudarles a salir de una espiral infernal que impide que algunos de ellos tengan un modelo viable a medio o largo plazo", añadió.

Según Platini, "si los clubes no respetan lo que fue la voluntad del fútbol europeo, tendrán que afrontar las consecuencias". "No hay vuelta atrás", añadió.

La UEFA aprobó el año pasado la nueva Regulación del Juego Limpio Financiero y las Licencias de Clubes, medidas que pretenden proteger la salud a largo plazo del fútbol europeo y su viabilidad, así como la integridad y el buen funcionamiento de las competiciones, además de estimular la inversión para el desarrollo del fútbol base y la mejora de instalaciones deportivas.

La normativa, que se aplicará de forma gradual durante tres años con el principio de equilibrio entre ingresos y gastos como base, entrará en vigor a finales de 2012 y su cumplimiento se evaluará en la temporada 2013-2014. La UEFA podrá sancionar a los clubes que lo incumplan en la temporada 2013/14.

"Estoy convencido de que todos los clubes, incluyendo a los más importantes de Europa, harán todo lo posible por cumplir las normas", dijo Rummenigge, quien subrayó el impacto negativo de un club que logre la clasificación para la UEFA Champions League en términos deportivos, pero que no pueda participar en la competición por razones financieras.

Rummenigge recordó que desde el primer momento apoyó la idea de la UEFA, porque "el fútbol europeo de clubes se dirigía en la dirección equivocada desde el punto de vista financiero".

"Hemos llegado a un buen momento para quitar el pie del acelerador y pisar los frenos, para llegar a una mayor racionalidad en el fútbol de clubes", agregó Rummenigge, que preside una asociación formada por 197 clubes europeos.

Temas relacionados: