Enero 12, 2011

El 2009 fue de pérdidas para los clubes europeos

Elaborado con los resultados financieros de cerca de 650 equipos -el 90% de primer nivel-, la UEFA hizo público este miércoles su tercer informe sobre los parámetros de las licencias de clubes, que refleja los problemas que tendrían muchas entidades si ahora mismo tuvieran que cumplir con la normativa del Juego Limpio Financiero.

Según el documento, los ingresos de los clubes de las máximas categorías en 2009 aumentaron un 4,8 por ciento y alcanzaron un récord de 11,7 billones de euros, pese a lo cual "se observan varios signos de dificultad financiera como el crecimiento de los costes de un 9,3 por ciento".

Para la UEFA, este dato "ha impactado de forma severa la rentabilidad de los clubes y ha contribuido a un registro total de pérdidas netas de 1.179.000.000 euros, casi el doble que en 2008".

El dossier refleja también que "un 28 por ciento de los clubes presentó informes de importantes pérdidas equivalentes al gasto de 12 euros por cada 10 ingresados" y que "más de uno de cada ocho auditores expresaron sus dudas sobre si ciertos equipos podrían continuar su funcionamiento como empresa, debido a estas pérdidas".

Los salarios de los jugadores representan los costes más importantes para los clubes y las transferencias disminuyeron como consecuencia de la falta de liquidez, lo que aumentó las dificultades financieras de muchos tradicionalmente exportadores de jugadores como los equipos franceses, holandeses y portugueses.

La UEFA estima que en los próximos doce meses no se pagará un total de 800 millones de euros, valor en el que cifra las tasas de transferencias.

El informe señala que las inversiones en el fútbol juvenil siguen siendo bajas y que los principales clubes optan antes por alinear a jugadores con experiencia y con altos salarios o prefieren contratar a futbolistas formados en otros clubes.

La asistencia media a los partidos se mantuvo estable o descendió ligeramente en la mayoría de los campeonatos nacionales, lo que refleja el difícil periodo económico y la falta de inversiones en este área, en la que sólo el 19 por ciento de los clubes es propietario de su propio estadio.

Temas relacionados: