Enero 18, 2011

Mario Balotelli elogia y critica a José Mourinho

En una entrevista publicada este martes en el diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport", Balotelli define así al que fue su entrenador la pasada temporada en el Inter de Milán, con el que tuvo varios enfrentamientos.

El delantero conocido como el "enfant terrible" del fútbol italiano por sus continuas polémicas, también opina sobre la concesión del Balón de Oro al argentino del Barcelona Leo Messi, por segundo año consecutivo.

Balotelli considera que no es justo que le hayan concedido el premio al blaugrana, ya que, según dice, "por el 2010 lo merecía (el jugador holandés del Inter de Milán (Wesley) Sneijder", aunque subraya que Messi "sigue siendo el número uno".

El delantero del Manchester City, que sufre una lesión de rodilla, explica que todavía le molesta "un poco", pero que el menisco está en su lugar y no necesita otra operación, por lo que, con el adecuado tratamiento, podrá regresar a los campos de juego en "unas pocas semanas".

Respecto a la Liga italiana, Balotelli explica en la entrevista que prefiere que la gane el Nápoles, un equipo del que está "enamorado" y en el que el verano pasado le hubiera gustado jugar.

"Espero que gane el Nápoles. De otro modo siempre ganan los mismos. Y además estoy enamorado de Nápoles. Este verano, en los momentos más oscuros, llamaba todos los días a mi representante y le rogaba que telefoneara al presidente del Nápoles", reconoce el italiano, que señala que le gustaría jugar junto al uruguayo Edinson Cavani en el equipo de Walter Mazzarri.

No obstante, para Balotelli el mejor del "calcio" italiano es el delantero sueco del Milán, Zlatan Ibrahimovic, ya que es "de otro planeta".

Sobre su relación con el español Rafa Benítez, que entrenó al Inter durante la primera fase de esta temporada, Balotelli cuenta que el técnico le dijo que era "el cuarto delantero", por detrás del argentino Diego Milito, el camerunés Samuel Eto'o y el macedonio Goran Pandev.

Por eso, según el rotativo, Balotelli contestó: "Bien, adiós", e inició su nueva andadura en el equipo inglés Manchester City, donde también se encuentra el ex valencianista David Silva.