Enero 25, 2011

Salvador Cabañas, un año después de recibir un disparo en su cabeza

Dionisio manifestó en una entrevista reproducida por el diario asunceno ABC Color su pesar al conmemorarse este martes un año del trágico episodio en el que el futbolista recibió el disparo en un bar de Ciudad de México.

Cabañas, de 30 años, estaba en un bar con su mujer en la madrugada del 25 de enero de 2010 cuando tuvo una disputa en el baño que acabó cuando un sujeto le disparó a la cabeza consecuencia del cual se mantuvo un par de meses entre la vida y la muerte.

El ‘Chava' fue asistido en un exclusivo hospital de la Ciudad de México y posteriormente se sometió a una rehabilitación que siguió en Argentina y en Paraguay.

Dionisio "recordó los trágicos momentos" por los que atravesó su familia, que se trasladó en la ocasión hasta la capital mexicana para acompañar a Cabañas en esos duros momentos.

No obstante, destacó que lo más importante es que su hijo ahora se encuentra bien.

"Salvador volvió a nacer, es un niño otra vez, por eso estamos felices ahora de que está con nosotros. Hace bromas con su mamá, con sus hermanos, todos los días, y ese es nuestro orgullo", comentó.

Por otra parte, el padre del jugador lamentó que su hijo esté atravesando por duros momentos en el marco de la demanda que entabló junto a su esposa, María Alonso, contra su ex representante, José María González, así contra el América.

González se encuentra detenido desde el 17 de diciembre pasado en Asunción, luego de que Cabañas lo denunciara por un supuesto desfalco de unos 2 millones de dólares.

Dionisio criticó al América, aseverando que a ese club "solo le importa la plata y no la vida de su hijo".

A finales del año pasado la esposa del delantero demandó a ese equipo por supuesto incumplimiento de contrato.

El América cuestionó la capacidad mental del futbolista, lo cual de ser cierto lo incapacitaría para litigar.

Ante esa postura, los abogados del paraguayo recurrieron el pasado 16 de diciembre al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para tratar de revertir la situación.

Los abogados explicaron en la ocasión que el deportista reclama a ese equipo unos 2 millones de dólares por el pago de salarios y otros beneficios.

La detención, la semana pasada en México, del presunto autor del disparo contra Cabañas, José Jorge Balderas, alias el 'JJ', cerró el círculo alrededor de la agresión al futbolista, después de las anteriores capturas del cómplice del atacante y del dueño del bar donde se registró ese hecho.