Febrero 16, 2011

Después de tanta tristeza, Ronaldo volvió a sonreír

"Vamos a hacer de Sao Paulo la mejor sede de la Copa del Mundo de todos los tiempos. Espero contribuir bastante, ahora fuera del campo", comentó el máximo artillero de todos los mundiales después de recibir en el auditorio del Museo del Fútbol la condecoración de manos del gobernador paulista, Geraldo Alckmin.

Según el presidente del Comité Organizador Local en Sao Paulo, Emanuel Fernandes, Ronaldo, que no recibirá remuneración por participar en la organización y promoción de Sao Paulo como sede del mundial, ya dio el primer consejo al grupo.

"Él (Ronaldo) dijo que en todos los mundiales los jugadores se preocupan mucho con sus familias y que si las mujeres y los hijos pueden estar más cerca de los jugadores es mejor", señaló Fernandes después del acto, en el que se presentaron las 37 ciudades del estado de Sao Paulo que participarán de la organización del Mundial.

El estado de Sao Paulo pretende que por lo menos la mitad de las 32 selecciones participantes tenga como sede permanente durante el Mundial alguna de las ciudades paulistas que participan del proyecto pues, según el gobernador, la región ofrece las "mejores" condiciones de infraestructura hotelera, aeropuertos y carreteras.

Sao Paulo, el más popular y rico de los estadios brasileños, trabaja para que su capital, del mismo nombre, sea sede del partido inaugural, reciba el centro internacional de prensa en el pabellón de exposiciones Anhembí y realice paralelamente el Congreso de la FIFA, en la feria de convenciones Pirituba, que se construirá en la ciudad.

En el acto de este miércoles, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, insistió en la necesidad de tener "listo" el estadio del club Corinthians, candidato para la apertura del Mundial, en la Copa de las Confederaciones de 2013.

"Como era la expectativa del Comité Organizador y de la FIFA, Sao Paulo va a tener una participación grande en el contexto del Mundial, no sólo en los juegos, pero necesitamos del estadio del Corinthians para la Copa de las Confederaciones", manifestó Teixeira.
El presidente del Corinthians, Andrés Sánchez, dijo a Efe que todavía no fue informado de los recursos del gobierno municipal, anunciados por el alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, que serán desembolsados a finales de este mes.

"Se dice siempre que los recursos están ahí, pero hasta ahora no tenemos información de nada. Ni del dinero del gobierno municipal, ni del crédito del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social)", apuntó Sánchez.

Para la ampliación del estadio del Corinthians, cuyo proyecto inicial era para 48.000 espectadores y por exigencia de la FIFA deberá ser de 65.000 aficionados para ser sede del primer juego del Mundial, el club debe conseguir recursos por 600 millones de reales (unos 359 millones de dólares).

La financiación de la mayor parte del proyecto estará a cargo de la constructora Odebrecht, a través de un crédito del BNDES, la principal institución estatal de fomento en Brasil.