Abril 4, 2011

Bin Hammam será el rival de Blatter en la presidencia de la FIFA

"Blatter debería estar orgulloso que alguien desee competir con él por el papel de presidente. Porque al final la FIFA -y el fútbol en general- será el verdadero ganador", señaló Bin Hammam, que es miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA desde 1996 y presidente de la AFC desde 2002.

El catarí, que será el primer rival que tendrá Blatter desde que derrotó al camerunés Issa Hayatou en 2002, comentó en su web que espera "con ilusión la oportunidad de discutir sus proyectos con los miembros de la familia del fútbol" y anunció que escribirá una carta al presidente para felicitarle por optar a un cuarto mandato.

"Le haré saber que estas elecciones son una oportunidad para probar que la FIFA no es corrupta y que la organización es abierta y democrática. Le diré que a en esta campaña debemos respetar los estatutos de FIFA y proteger su integridad, asegurando que no habrá interferencias externas en el intento de ganar votos. La influencia de terceras partes no debería tolerarse ni aceptarse", añadió.

Bin Hamman, que nació el 8 de mayo de 1949, se definió como "un gran creyente en la democracia" y expresó su confianza en que su iniciativa anime a más personas a concurrir en el futuro a la presidencia de la FIFA.

Las elecciones se celebrarán el próximo 1 de junio dentro del 61 congreso que este organismo celebrará en Zúrich, donde Joseph Blatter optará a iniciar su cuarto mandato.

Blatter, nacido el 10 de marzo de 1936 en Visp (Suiza), alcanzó la presidencia el 8 de junio de 1998 en el Congreso celebrado en París, donde sucedió al brasileño Joao Havelange, con el que trabajó como secretario general durante 17 años.

El suizo venció al sueco Lenart Johansson -entonces presidente de UEFA- por 111 votos a 80 en la primera vuelta y no hubo lugar a la segunda ya que el perdedor retiró su candidatura.

El segundo mandato lo inició el 29 de mayo de 2002 en el Congreso de Seúl, donde obtuvo 139 votos frente a 56 del camerunés Issa Hayatou en la primera votación, en la que hubo 2 nulos.

Tras conseguir que las siguientes elecciones se retrasaran un año para no coincidir éstas con el inicio del Mundial de Alemania 2006, el presidente revalidó, sin oposición alguna, la confianza de las 207 asociaciones presentes en el 57 Congreso celebrado en 2007 en Zúrich.

Temas relacionados: