Mayo 17, 2011

Ferguson nada que aprende a cerrar la boca

El toque de atención de la Federación llega tras los comentarios de Ferguson sobre el árbitro Howard Webb, del que dijo que era el mejor árbitro del país, dos días antes de que éste pitara el partido de Liga entre el Manchester y el Chelsea en Old Trafford, el pasado 6 de mayo.

Con motivo de aquellas declaraciones, Ferguson fue informado el jueves pasado de que podría ser sancionado por la Federación.

La FA consideró este martes el comportamiento de Ferguson como una infracción leve, que no implica sanción y únicamente le recomendó cuidar "su futura conducta".

"En este caso, fue considerado una infracción menor y debería ser tomada como una advertencia para todos los técnicos de cara al futuro. Incluso aunque los comentarios sean positivos van a suponer probablemente una sanción de la FA", explica el comunicado.

La Federación inglesa prohíbe a los clubes hablar de los árbitros antes de un partido desde que entró en vigor una nueva norma en la temporada 2009-2010. En octubre de 2010, al inicio de la actual campaña, la FA volvió a comunicar a todos los clubes de la Premier League sobre esa exigencia que podría afectarles a lo largo de la temporada.

Incluso el más viejo adversario de Ferguson, Arséne Wenger, técnico del Arsenal, se posicionó este martes a favor de su homólogo en el Manchester United: "él tiene derecho a tener esa opinión. A mí no me parece un problema decir algo bueno de alguien. Yo no lo sancionaría por eso".