Febrero 27, 2009

El fútbol podría tener varias modificaciones en su reglamento

La 123 reunión general anual de la IFAB, que se celebrará en la localidad norirlandesa de Newcastle (Condado de Down), abordará también la opción de que el trío arbitral se vea ayudado por dos asistentes más.

La IFAB, fundada en 1886, está compuesta por la Asociación de Fútbol de Inglaterra, la Asociación de Fútbol de Escocia, la Asociación de Fútbol de Gales, la Asociación de Fútbol de Irlanda de Norte y la FIFA y ha velado históricamente por las Reglas de Juego.

Cada asociación británica tiene derecho a un voto, mientras que la FIFA, que representa a las 204 asociaciones miembros restantes, dispone de cuatro. Para aprobar una propuesta es necesario obtener el 75% de los votos.

Entre las propuestas que se analizarán este sábado se destaca la posibilidad de que el actual trío arbitral se vea ayudado por dos nuevos asistentes. Estos, que se ubicarían en los fondos del rectángulo de juego, deben observar todo lo que ocurra dentro del área, como posibles faltas o mala conducta de los jugadores. También deberían ayudar en el denominado "gol fantasma", cuando exista la duda de si el balón cruzó o no por completo la línea de gol.

Esta innovación se experimentó ya durante el minitorneo de la fase de clasificación del Campeonato de Europa sub 19 que tuvo lugar el pasado octubre en Eslovenia, ante la presencia del presidente de la UEFA, Michel Platini.

La propuesta de las exclusiones temporales, llevada a cabo por la Federación de fútbol de Irlanda del Norte, radica en considerar que existen determinadas acciones punibles de juego para las que sería excesiva mostrar una tarjeta roja (expulsión), pero poco severa la amarilla (simple amonestación).

En estos "casos intermedios", el colegiado podría expulsar a un jugador de forma temporal; durante algunos minutos, pudiendo pasado este tiempo volver al terreno de juego.

Otra de las propuestas objeto de estudio es la posibilidad de aumentar a cuatro el número de cambios en partidos que necesiten de prórroga para su resolución.

También se analizará la opción de que el tiempo de los descansos, entre el primer y el segundo periodo, se amplíe del actual cuarto de hora a los veinte minutos. En muchos campos la ida y vuelta de los jugadores y oficiales del césped al vestuario les lleva mucho tiempo de los 15 minutos de que disponen.

Serán, asimismo, estudiadas diversas acciones de juego, como la polémica suscitada durante la Eurocopa 2008 con el gol anotado por el holandés Ruud Van Nistelrooy en el Holanda-Italia (3-0), que era el primero de su equipo, con el italiano Christian Panucci caído fuera del terreno de juego (junto a la portería de su equipo) y, con ello, habilitando a un rival que estaba solo ante el meta Gianluigi Buffon.

La acción concitó una abierta polémica, pues hubo quien estimó que el gol de Van Nistelrooy debió ser anulado por fuera de juego ya que Panucci estaba caído fuera del rectángulo debido a una lesión que se produjo en la jugada previa.

La propuesta llevada ante la IFAB para tratar de clarificar dicha cuestión es la de considerar que, si un jugador está fuera de los límites del campo sin permiso arbitral, es como si estuviese ubicado sobre la línea de fondo.

Incluso, si un jugador sale del terreno para intentar dejar a un rival en fuera de juego corre el riesgo de recibir una amonestación por parte del árbitro.

Madrid (España)