Abril 10, 2009

Adriano anunció su retiro temporal del fútbol

"No me sentía feliz en Italia. No sé si voy a estar uno, dos o tres meses sin jugar", continuó el jugador que aún tiene un contrato vigente con el Inter.

El jugador negó estar sufriendo de depresión y dijo que la felicidad es más importante que el dinero, además de confesar que ha vivido bajo constante presión por ser un profesional desde que era adolescente.

Adriano no retornó a Italia la semana pasada, luego de haber formado parte del plantel de la selección de Brasil que enfrentó a Ecuador y Perú por las Eliminatorias Suramericanas para el Mundial 2010, aunque no jugó un solo minuto.

El pasado lunes su representante, Gilmar Rinaldo, dijo que el delantero se había quedado en Brasil debido a un asunto personal y confirmó que había estado en la "favela" Villa Cruzeiro, el lugar donde creció.

Desde entonces, medios brasileños lanzaron diferentes especulaciones acerca de lo que le había sucedido a Adriano.

"No hay manera de que deje de visitar mi barrio. Allí es donde estoy tranquilo, descalzo y en bermudas", remarcó el ex jugador del Flamengo.

"Se dijeron muchas cosas en los periódicos, pero todo lo que hice fue pensado. No estoy enfermo. Adriano no está muerto", continuó el ‘artillero'.

El fornido jugador ha padecido problemas físicos y con el alcohol desde el Mundial de Alemania 2006, mostrando apenas algunas ráfagas del nivel que lo convirtió en uno de los atacantes más temidos de la liga italiana.

Debido a su falta de profesionalismo, Adriano fue cedido a préstamo por seis meses al Sao Paulo de Brasil, pero en su regreso volvió a irritar al nuevo técnico del Inter, el portugués José Mourinho, quien lo reprimió pero luego de le dio otra oportunidad.

"No me sentía completamente feliz haciendo lo que antes disfrutaba. Perdí el hambre, el brillo. Esa es una de las razones que me llevaron a esto. El dinero no es importante, nada lo es más en una vida sin alegría", sostuvo Adriano.

"No hay otro problema. Me gusta reírme, bromear, y eso ya no me pasaba más. No estaba disfrutando dentro de la cancha. No tengo nada contra el Inter, pero no era feliz en Italia. Tomé la decisión de poder ser feliz. Sé lo que estoy haciendo", añadió.

El técnico del Inter dijo que espera que Adriano encuentre la felicidad lejos del club, pese a que esto signifique que tenga que dejar de jugar al fútbol.

"El Inter hizo todo para ayudar a Adriano antes de que yo llegara y (también) conmigo, como técnico y ser humano, al igual que el presidente y sus compañeros de equipo", dijo el viernes Mourinho en una rueda de prensa.

Rio de Janeiro (Brasil)

Temas relacionados: