Mayo 14, 2009

La Copa Confederaciones se prepara para su pitazo inicial

Antes de que se juegue el próximo 14 de junio el primer partido, Suráfrica-Irak, el consorcio VWV, que montó las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpico de Atenas, presentará un espectáculo en el Ellis Park, informó este jueves el Comité Local de Organización (SALOC) de la Copa Confederaciones y el Mundial 2010.

Abey Mokgwatsane, representante de VWV, indicó que tienen "un proyecto para una producción de alto nivel", que estará centrado en "las esencias y la gente africanas" y de cuya producción creativa se encargará "Till Dawn Entertaiment".

"Lebo M", el productor, ganador de un Grammy y coproductor de "Lion King" (El Rey León) en Suráfrica, aseguró: "Queremos ofrecer unas ceremonias africanas únicas, que preparen el ambiente para un evento de alcance mundial".

Según él, "Till Dawn Entertaiment" ha recibido "muchas peticiones de artistas surafricanos que quieren participar en el evento, pero aún es muy pronto para anunciar los nombres de los que estarán en los espectáculos" de apertura y cierre, este último tras la final del 28 de junio, también en Ellis Park.

Por su parte, los responsables de la División de Competición del SALOC señalaron que "todos los estadios están listos, aunque el césped en algunos de ellos necesita mejoras".

De momento, los estadios de Ellis Park, de Johannesburgo; Loftus Versfeld, de Pretoria; Royal Bafokeng, de Rustemberg, y Mangaung, de Bloemfontein, se utilizan para otras competiciones y el césped se deteriora, pero se supervisa su estado regularmente y "estará listo, en perfecto estado", para la Copa Confederaciones.

En los estadios, ahora se dan algunos toques y se están montado las infraestructuras temporales que se utilizarán en la Copa Confederaciones de la FIFA, como son los centros de prensa, para los periodistas que seguirán a las ocho selecciones participantes.

Además, habrá 4.000 voluntarios, de los que el mayor tiene 78 años y el más joven 18, ya que no se admiten menores, para atender a los aficionados que seguirán a los equipos.

Los voluntarios, que vestirán un chaleco azul con detalles amarillos, seguirán su trabajo unos días después del final del torneo para despedir a los asistentes extranjeros, son un 55,4 por ciento de mujeres y todos hablan y escriben inglés.

Las obras de transporte para la Copa Confederaciones ya están acabadas y la señalización instalada en Pretoria, mientras que en los otros tres lugares se colocará en los próximos días.

Cuatrocientos vehículos en las cuatro ciudades garantizarán el transporte de las personas relacionadas con el torneo y los sindicatos y el Gobierno se han comprometido a que no habrá huelgas de transporte para esas fechas.

En cuestiones de seguridad, la organización está "confiada con los arreglos hechos con los servicios de seguridad y compañías privadas" y han asegurado que la situación del país, aunque aún hay un alto índice de delincuencia, "ha mejorado".

La Policía y los servicios de inteligencia de Suráfrica colaborarán con la Interpol, que tendrá una oficina especial en el país para estos eventos y, durante los que se tendrá especial atención a la "seguridad de mujeres y niños", según el SALOC.

En total, se movilizarán unos 8.000 policías, militares y miembros de servicios de socorro, además de 3.500 operadores y guardas para la Copa Confederaciones en todo el país para evitar, aunque la competición sólo será en tres de las nueve provincias de Suráfrica.

Las entradas de la Copa Confederaciones vendidas hasta ahora son 351.121, algo más de mas mitad de las 640.000 disponibles, de las que alrededor del 95 por ciento las han comprado sudafricanos, el 55 por ciento clientes corporativos, indicó la FIFA por su parte.

Desde que el 1 de mayo pasado se abrieron las taquillas de venta directa, se han vendido unas 30.000, menos del 10 por ciento de las 320.000 vendidas previamente por internet.

La selección brasileña es la que más atención recibe de los surafricanos, por encima del equipo nacional, el "Bafana Bafana", y para el único partido que están vendidas todas las entradas es para el Brasil-Italia de la primera fase, que se disputará el 21 de junio en Pretoria.