Junio 27, 2009

Estados Unidos buscará el ‘milagro’ ante el favorito Brasil

La selección de fútbol de Estados Unidos está a sólo una victoria de ganar por primera vez una competición importante de la FIFA si logra dar una nueva sorpresa, esta vez contra Brasil.

El capitán del conjunto norteamericano, Carlos Bocanegra, tras la derrota contra la 'canarinha' por 3-0 en el encuentro de la fase de grupos, insistió en que jugarán sin miedo contra un rival que ya los goleó y que es claramente favorito a ganar el título.

A diferencia de Estados Unidos, Brasil tiene experiencia en la disputa de trofeos importantes, pues ganó el Mundial cinco veces y podría alcanzar su tercera Copa Confederaciones, luego de haberla conquistado por última ocasión en el 2005.

"La primera vez que jugamos contra Brasil estuvimos un poco tímidos. Les tuvimos demasiado respeto", dijo Bocanegra en rueda de prensa.

"Salimos y los esperamos sin hacer nada, pero cambiamos contra Egipto, jugando con mucha más energía que al principio y eso lo mantuvimos contra España

Tuvimos que ir a buscarlos los 90 minutos en lugar de aguantar la presión", agregó.

Estados Unidos venció 3-0 a Egipto para lograr una sorprendente clasificación por sobre Italia y luego dio la sorpresa del certamen al obtener una imprevista victoria 2-0 ante España en las semifinales.

Ahora Brasil se cruza en el camino de una selección estadounidense que está al alcance de un hecho histórico.

El técnico del equipo, Bob Bradley, dio a entender que podría plantear un juego directo y físico contra un rival de mayor nivel como lo es el combinado suramericano.

"Es muy importante para nosotros ganar", señaló el entrenador, relacionándolo con su posible participación en el Mundial que se disputará el próximo año también en Suráfrica.

"En nuestra historia, el equipo nacional de Estados Unidos ha conseguido muchas e importantes victorias, pero nunca en una gran competición. Todos los equipos quieren tener la oportunidad de jugar una final y nosotros estamos esperándola ansiosos", añadió.

Por su parte, Brasil es el claro favorito pero sabe que no se puede permitir las lagunas de fútbol que tuvo contra Suráfrica en la semifinal de este jueves y que deberá luchar para alcanzar el éxito que todo el mundo espera ver.

Un gol del defensor Daniel Alves a dos minutos del final le dio el triunfo 1-0 contra los anfitriones, por lo que el centrocampista Gilberto Silva aclaró que no hay que dar nada por sentado.

"No fue una sorpresa la victoria de Estados Unidos", dijo a los periodistas después del partido contra Suráfrica.

"España no hizo su trabajo, y si no haces lo que tienes que hacer, no ganas. Respetamos a los rivales y trabajamos duro para conseguir ganar. Haremos lo mismo el domingo", continuó.

En tanto, el delantero Robinho añadió: "Si Estados Unidos está en la final, no se puede decir que fue por suerte. Han mejorado y será difícil el partido contra ellos, pero creo que ganaremos".

Brasil y Estados Unidos se han enfrentado en 15 oportunidades previamente, de las cuales el conjunto de Suramérica ganó 14 y su par norteamericano apenas una.

La final de este domingo se disputará en el estadio el Ellis Park de Johannesburgo y la transmitirá en directo el Gol Caracol.

A primera hora, España y Suráfrica se enfrentarán por el tercer puesto, en el estadio Royal Bafokeng de Rustenburgo.

Posibles formaciones

Brasil: 1-Julio César; 2-Maicon, 3-Lucio, 14-Luisao, 16-André Santos; 5-Felipe Melo, 8-Gilberto Silva, 18-Ramires, 10-Kaká; 9-Luis Fabiano, 11-Robinho

Estados Unidos: 1-Tim Howard; 21-Jonathan Spector, 15-Jay DeMerit, 5-Oguchi Onyewu, 3-Carlos Bocanegra; 8-Clint Dempsey, 22-Benny Feilhaber, 13-Ricardo Clark, 10-Landon Donovan; 9-Charlie Davies, 17-Jozy Altidore

Arbitro del encuentro: Martin Hansson (Suecia)