Julio 30, 2009

Boca Juniors gana por penales el bronce de la Audi Cup

El gol de Lucas Viatri para Boca, a falta de tres minutos para el final, envió el partido a la instancia de definición por penales. Milán estuvo por delante casi todo el partido gracias a un tanto del brasileño Thiago Alvez a los 27 minutos del primer tiempo.

Partido trabado y poco entretenido entre dos clásicos del fútbol mundial, que están alejados de su mejor forma, aquella que les ha reportado tantos títulos y tantas alegrías a lo largo de la historia.

La realidad que se vio sobre el terreno del Allianz Arena en la primera parte, fue la de un Milán bien asentado en el terreno de juego, tratando de controlar el partido, y esperando su oportunidad en alguna jugada, como fue el gol de Alves, quien remató sólo a la red un centro de Borriello.

Boca Juniors renunció muy pronto al toque de balón, no encontraron la manera de enlazar jugadas. El conjunto argentino se limitó a lanzar pelotas largas en busca de los puntas, Viatri y Mouche.


Pese a ello, los ‘azul y oro' gozaron de alguna oportunidad para marcar en la primera mitad. La más clara la tuvo el lateral izquierdo Krupoviesa antes del descanso, que en un mano a mano con el portero italiano no supo finalizar, y éste la desvió al tiro de esquina.

Mientras tanto, el Milán sólo daba señales de vida con alguna individualidad de Ronaldinho, muy alejado del jugador que maravilló al mundo en el Barcelona, y con algún tiro lejano de Gattuso.

En la segunda parte, mejoró el juego de los dos equipos con la entrada de Pirlo en la escuadra milanista y de Riquelme en el conjunto argentino. Ninguno mostró una superioridad clara.

Boca se acercó más a la meta de Storari, mientras que el equipo de Leonardo, trazó algunas jugadas peligrosas que no supieron concretar ni Pato, ni Borriello, que no estuvieron afortunados de cara a gol.

Los últimos minutos fueron los más emocionantes, ya que ambos equipos buscaron con desespero la portería rival. La recompensa para los ‘xeneizes' llegó a falta de tres minutos para el final, cuando Viatri recogió de cabeza un centro desde la izquierda, y cabeceó solo a la red para empatar el partido.

El marcador no se movió hasta el pitazo final, por lo que todo quedó para decidirse en la tanda de penaltis, donde los fallos de Pirlo y Pato dieron a Boca el trofeo como tercer clasificado de la Audi Cup.

Temas relacionados: