Agosto 1, 2009

Arsenal superó su primer examen de la temporada

Un Atlético de Madrid sin el colombiano Luis Amaranto Perea que fue de más a menos tropezó en Londres ante un Arsenal combativo que, pese a los problemas, se apuntó este primer pulso amistoso frente a los rojiblancos.

Los ingleses, ya sin dos de sus jugadores más sólidos, Emmanuel Adebayor y Kolo Touré, vendidos al Manchester City, no parecieron acusar dichas ausencias y sometieron al Atlético a un test más que decente de pretemporada.

Apenas unos minutos después del pitazo inicial, llegó un primer aviso del conjunto madrileño, que incluyó al sevillano José Antonio Reyes en la titularidad. El "Kun" Agüero mandó un remate de cabeza al poste tras un lanzamiento de esquina que le envió Reyes, un ex "gunner" al que este sábado le cayó más de un abucheo, y que tocó por el camino Raúl García. Se quedó en susto pero levantó la alarma roja del once anfitrión.

Sin Manuel Almunia en la convocatoria, la formación de Arsene Wenger, quien dejó también al internacional español Cesc Fábregas en el banquillo junto a su compatriota Fran Mérida, dando al holandés Robin Van Persie el brazalete de capitán, mostró desde el principio su rostro más combativo.

Lo intentaban los dos. El Atlético buscaba sus huecos. Una falta del central andaluz Juanito sobre Eboue, que le costó la amarilla al español, daba al Arsenal una ocasión notable de desnivelar. La asumió el holandés Van Persie con un tiro libre que se fue altísimo y que quedó totalmente desaprovechado.

Antes del descanso, un choque con Sagna obligaba a Abel a sustituir al francés Sinama por Maxi Rodríguez.

Wenger dio entrada al español Mérida y Abel reemplazó al 'Kun' por Germán Pacheco en una segunda mitad en la que se vio cómo el Atlético perdía fuerza y era el Arsenal el claro dominador del amistoso.

Llegó la hora de los cambios para un Arsenal cada vez más frustrado y, sobre todo, era el momento de llamar a filas a su capitán, un Cesc Fábregas que asumió el lugar del jovencísimo Ramsey en medio de una abrumadora ovación de las gradas.

El Atlético malgastó la que fue sin duda su mejor ocasión en todo el encuentro, en el minuto 82, con un intento fallido de Maxi a pase de Borja Bastón.

En los últimos compases hubo tres goles en 4 minutos. El primero del ruso Andrey Arshavin. La réplica, de la mano del suplente Pacheco para deleite del Atlético, y la palabra final de nuevo con una acción letal del jugador ruso que dio la victoria a los locales.

El Rangers escocés suma ya 4 puntos de su victoria por 1-0 ante el Paris Saint-Germain (que no tiene ninguno). Arsenal encabeza el torneo con 5.