Agosto 31, 2009

Alemania le ofrece a Brasil el desarrollo de la infraestructura para el Mundial de 2014

El ministro alemán de Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, encabezó una misión de quince empresas alemanas que presentaron sus propuestas al ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio, Miguel Jorge, en el marco del encuentro empresarial anual entre Brasil y Alemania, que se inauguró este lunes en la ciudad brasileña de Vitória.

"El Gobierno alemán va a dar apoyo a las empresas para desarrollar estos proyectos, independientemente de qué partido gane las próximas elecciones", afirmó el ministro, en la apertura del encuentro.

Entre las compañías que integraron esa misión se encontraban grandes industrias como Siemens o ThyssenKrupp, aunque también incluyó otras medianas empresas de servicios, según explicó en una rueda de prensa el director general de la Federación Alemana de Industrias, Werner Schnappauf.

"Alemania tuvo un gran desafío al organizar el Mundial 2006. Brasil tendrá el desafío aún mayor de hacer todas las infraestructuras que necesita en cinco años", comentó Schnappauf.

Entre los temas que se trataron en la reunión entre los ministros destacó el proyecto de un tren de alta velocidad entre Río de Janeiro y Sao Paulo, presupuestado en 17.000 millones de dólares.

Guttenberg se mostró "muy interesado" en que empresas alemanas puedan participar en este proyecto, que el Gobierno brasileño pretende licitar en los próximos meses y concluir su construcción antes del inicio del Mundial.

El ministro brasileño aseguró que estudiará cuáles de estos proyectos son económicamente viables y cuáles interesan al país para convertir el Mundial de 2014 en una realidad, según un comunicado difundido por la organización del encuentro.

De entre los proyectos que dependen de iniciativa privada, algunos han ganado ya un impulso, como la adaptación de los estadios.

Una empresa alemana, que participó en la organización del Mundial de 2006, ya ha firmado contratos para remodelar cuatro de los doce estadios que albergarán partidos del Mundial de Brasil, según comentaron varias autoridades.

Según un estudio de la Asociación Brasileña de Infraestructura e Industrias de Base (Abdib), Brasil necesitará cerca de 40.000 millones de euros (unos 57.000 millones de dólares) en inversiones para organizar el evento, que en Alemania costó la cuarta parte.

Además de los asuntos relativos al Mundial y al tren de alta velocidad, en el encuentro económico se abordaron otras muchas áreas de inversión conjunta, incluyendo las de biocombustibles, fertilizantes, petróleo y química.

La 27 edición anual del encuentro económico Brasil-Alemania reunirá hasta este martes a centenares de empresarios alemanes y brasileños, que tienen marcada una intensa agenda de reuniones bilaterales.

En el acto de clausura, está prevista la participación del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Temas relacionados: