Noviembre 12, 2009

España enfrentará a Colombia por el tercer puesto tras la derrota con Nigeria en semifinales

España se topó nuevamente con el muro africano, si hace dos años Nigeria ya impidió al equipo, entonces comandado por el barcelonista Bojan, coronarse campeón del Mundo, en esta ocasión, las ‘jóvenes súper águilas' frustraron el sueño de alcanzar la final a los Muniaín, Sergi Roberto, Borja y compañía.

Y eso que el combinado español dispuso de la primera clara ocasión de gol del partido, en una magnífica jugada del valencianista Isco, que puso a prueba a los 28 minutos los reflejos del meta local Paul con un tiro cruzado.

Una oportunidad, que sin embargo, no podía ocultar los problemas del equipo español, muy cansado tras el agotador encuentro de cuartos de final con Uruguay, para contener la velocidad del equipo africano por las bandas, especialmente por la derecha.

Las incursiones de Egbedi y, sobre todo, las caídas a banda del delantero Okoro, fueron un tormento constante para la zaga española, que vio como a los treinta minutos Okoro volvía a escaparse con velocidad para batir, esta vez sí, al portero español Edgar.

Un mazazo para el equipo español, que siete minutos antes ya había recibido otro duro golpe con la lesión del jugador del Athletic de Bilbao Iker Muniaín, que tuvo que ser sustituido a los 23 minutos por Adriá Carmona.

Dificultades que el conjunto español pareció olvidar en los primeros minutos de la segunda mitad, en los que los de Ginés Meléndez se hicieron con el control absoluto del esférico, ante una Nigeria agazapada en espera de sentenciar al contragolpe.

Un disparo lejano de Amat y, sobre todo, un cabezazo del jugador del Espanyol, que obligó a lucirse al portero nigeriano a los 60 minutos hicieron albergar esperanzas de una posible igualada del equipo europeo.

Esperanzas que se encargó de frustrar definitivamente el delantero nigeriano Emmanuel, que no desaprovechó un error defensivo del equipo español, incapaz de despejar un saque de banda, para firmar el 0-2 a los 61.

Tanto que obligó a España a lanzarse ya hasta el final del partido a un ataque desesperado, lo que no desaprovechó Nigeria para cerrar su cuenta goleadora con un nuevo gol de Emmanuel, que a la contra firmó el 0-3 diez minutos después de la segunda anotación.

Un marcador ya insuperable para la España, que pese a todo, no se rindió y siguió buscando hasta el final la portería rival, un empeño, que al menos sirvió para que Borja (m.84) sumara un nuevo gol, que permite al delantero del Atlético de Madrid seguir en la pelea por el título de máximo goleador del campeonato.

Ficha técnica

España: Edgar; Dalmau, Gómez, Amat, Aurtenetxe; Koke; Muniaín (Carmona, m.23), Isco, Sergi Roberto (Espinosa, m.65), Sarabia (Morata, m.65); y Borja

Nigeria: Paul; Oliha, Chukwudi, Omeruo, Aliyu; Egbedi (Onazi, m.79), Azeez, Ajagun, Envoh; Okoro y Ojabu (Emmanuel, m.48)

Goles: 0-1, m.30: Okoro. 0-2, m.61: Emmanuel. 0-3, m.71 Emmanuel. 1-3, m.84: Borja

Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Amonestó con tarjeta amarilla a Aurtenetxe (m.84) por España; y a Ajagun (m.63) por Nigeria.

Incidencias: Encuentro correspondiente a las semifinales del Campeonato del Mundo sub 17 de Nigeria disputado en el estadio Teslim Balogun de Lagos ante unos 26.000 espectadores.